Último boletín:

Apariciones de la Virgen María

4ª Aparición (19-agosto-1917)

Los niños se preparaban para asistir al lugar y fecha señalados por la Virgen para su siguiente aparición en Cova da Iría, el 13 de agosto. Pero el Administrador del Ayuntamiento de Vila Nova de Ourém se presentó en casa de Lucía y se llevó a los niños con él. Los mantuvo retenidos en su propia casa 3 días. Durante ese tiempo, no sólo les interrogó y les exigió que negasen la veracidad de las Apariciones sino que les exigió que le revelasen el Secreto. Si no lo revelaban - les amenazaba - serían arrojados a una caldera de aceite hirviendo. Pero, viendo que no conseguía nada de cuanto pretendía, terminó por devolverle los niños a sus padres. La gran multitud que esperaba en Cova de Iría la llegada de los niños a punto estuvo de provocar un motín contra el Administrador, de no ser por los fenómenos misteriosos que aquél día se vieron en el cielo y que contribuyeron a calmar los ánimos y a mantener la esperanza para el mes siguiente.

Unos días después, el 19 del mismo mes, pastoreaban con su rebaño en un lugar llamado Os Valinhos, cuando vieron de nuevo a la Virgen María sobre la copa de una encina:

  • ¿Qué es lo que Vd. quiere de mí? - le preguntó Lucía.
  • Quiero que sigáis yendo a Cova de Iría y que continuéis rezando el rosario todos los días.

Y compungida y triste añadió:

Rezad, rezad mucho, y haced sacrificios por los pecadores, pues van muchas almas al Infierno por no haber quien se sacrifique y pida por ellas.