Último boletín:

El Santo Rosario

Rezo del Santo Rosario

Señal de la Cruz

Sosteniendo el crucifijo del Rosario en nuestras manos:

† Por la Señal de la Santa Cruz

† de nuestros enemigos,

† líbranos Señor, Dios nuestro.

Hacer tres cruce pequeñas con el pulgar derecho, manteniendo la mano abierta, una en la frente, otra en los labios y otra en el pecho.

Presignarse

† En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Con la punta de la mano derecha tocar primero la frente, luego el pecho, luego el hombro izquierdo y finalmente el hombro derecho.

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, ven por medio de la poderosa intercesión del Inmaculado Corazón de María, tu amadísima esposa. (Oración dada por la Virgen María en su mensaje del 7-6-81).

Credo de los Apóstoles

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, y nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato; fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre todo poderoso; desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne, y la vida eterna. Amén.

Padre Nuestro

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio, ahora y siempre. Por los siglos de los siglos. Amén.

1ª Decena:

Misterio 1º - La Oración del Huerto

"Jesús salió y, como de costumbre, fue al Monte de los Olivos, y los discípulos le siguieron. Llegado el lugar, les dijo: pedid que no caigáis en tentación. Y se apartó de ellos como un tiro de piedra, y puesto de rodillas, oraba diciendo: Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya", (Lc. 22,38-42).

Fruto: La capacidad de sacrificio y el dolor frente al pecado.

Padrenuestro

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.
Amén.

Avemaría

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.
Amén.

Gloria al Padre

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en un principio, ahora y siempre.
Por los siglos de los siglos.
Amén.

Oración de la Decena de Fátima

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu infinita misericordia. 

2ª Decena:

Misterio 2º - La flagelación del Señor

La Flagelación del Señor. "Pilato entonces tomó a Jesús, y mandó azotarle", (Jn. 19, 1).

Fruto: La pureza y el dominio corporal.

Padrenuestro:

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.
Amén.

Avemaría:

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Gloria al Padre:

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en un principio, ahora y siempre.
Por los siglos de los siglos.
Amén.

Oración de la Decena de Fátima:

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu infinita misericordia.

3ª Decena:

Misterio 3º - La Coronación de Espinas

"Los soldados trenzaron una corona de espinas, y se la pusieron en la cabeza y le vistieron de un manto de púrpura; y acercándose a Él le decían: Salve, Rey de los judíos. Y le daban bofetadas", (Jn. 19, 2-3).

Fruto: La rectitud mental, la fortaleza.

Padrenuestro

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.
Amén.

Avemaría:

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Gloria al Padre:

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en un principio, ahora y siempre.
Por los siglos de los siglos.
Amén.

Oración de la Decena de Fátima:

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu infinita misericordia. 

4ª Decena

Misterio 4º

Jesús cargado con la Cruz. "Y después de haberse burlado de Él, le quitaron el manto, le pusieron sus ropas y le llevaron a crucificar. Al salir encontraron a un hombre, llamado Simón, que era de Cirene, y le obligaron a llevar la cruz", (Mt. 27, 31-32)

Fruto: La Paciencia.

Padrenuestro:

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.
Amén.

Avemaría:

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Gloria al Padre:

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en un principio, ahora y siempre.
Por los siglos de los siglos.
Amén.

Oración de la Decena de Fátima:

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu infinita misericordia. 

5ª Decena

Misterio 5º - La Muerte del Señor:

La Muerte de Nuestro Señor. "Y allí le crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio. Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María mujer de Cleofás, y María Magdalena. Jesús, viendo a su madre y con ella al discípulo a quien tanto amaba, dice a su madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego dice al discípulo: Ahí tienes a tu madre. Inclinó la cabeza y entregó el Espíritu", (Jn. 19,18; 19,25-30)

La aceptación de la Voluntad Divina y la perseverancia.

Padrenuestro:

Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.
Amén.

Avemaría:

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Gloria al Padre:

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en un principio, ahora y siempre.
Por los siglos de los siglos.
Amén.

Oración de la Decena de Fátima:

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de tu infinita misericordia. 

Oraciones finales

Salve:

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida y dulzura y esperanza nuestra: Dios te salve.
A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y, después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. 
¡Oh clementísima! ¡oh piadosa! ¡oh dulce Virgen María!.
V. Ruega por nosotros santa Madre de Dios,R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.
Amén.

Letanías Laurentanas:


Señor ten piedad / R. Señor ten piedad.
Cristo ten piedad / R. Cristo ten piedad.
Señor ten piedad / R. Señor ten piedad.
Cristo, óyenos / R. Cristo, óyenos.
Cristo escúchanos / R. Cristo escúchanos.
Dios Padre, Creador del mundo / R. Ten misericordia de nosotros. 
Dios Hijo, Redentor del mundo / R. Ten misericordia de nosotros.
Dios, Espíritu Santo / R. Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa, un solo Dios / R. Ten misericordia de nosotros.
Santa María / R. Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios / R. Ruega por nosotros.
Santa Virgen de las Vírgenes / R. Ruega por nosotros.
Madre de Cristo / R. Ruega por nosotros.
Madre de la divina gracia / R. Ruega por nosotros.
Madre purísima / R. Ruega por nosotros.
Madre castísima / R. Ruega por nosotros.
Madre intacta / R. Ruega por nosotros.
Madre incorrupta / R. Ruega por nosotros.
Madre inmaculada / R. Ruega por nosotros.
Madre amable / R. Ruega por nosotros.
Madre admirable / R. Ruega por nosotros. 
Madre del buen consejo / R. Ruega por nosotros.
Madre del Creador / R. Ruega por nosotros.
Madre del Salvador / R. Ruega por nosotros.
Madre de la Iglesia / R. Ruega por nosotros.
Virgen prudentísima / R. Ruega por nosotros.
Virgen digna de veneración / R. Ruega por nosotros.
Virgen digna de alabanza / R. Ruega por nosotros.
Virgen poderosa / R. Ruega por nosotros.
Virgen clemente / R. Ruega por nosotros.
Virgen fiel / R. Ruega por nosotros.
Espejo de justicia / R. Ruega por nosotros.
Trono de sabiduría / R. Ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría / R. Ruega por nosotros.
Vaso espiritual / R. Ruega por nosotros.
Vaso honorable / R. Ruega por nosotros.
Vaso insigne de devoción / R. Ruega por nosotros.
Rosa mística / R. Ruega por nosotros.
Torre de David / R. Ruega por nosotros.
Torre de marfil / R. Ruega por nosotros.
Casa de oro / R. Ruega por nosotros.
Arca de la alianza / R. Ruega por nosotros.
Puerta del Cielo / R. Ruega por nosotros.
Estrella de la mañana / R. Ruega por nosotros.
Salud de los enfermos / R. Ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores / R. Ruega por nosotros.
Consoladora de los afligidos / R. Ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos / R. Ruega por nosotros.
Reina de los ángeles / R. Ruega por nosotros.
Reina de los patriarcas / R. Ruega por nosotros.
Reina de los apóstoles / R. Ruega por nosotros.
Reina de los mártires / R. Ruega por nosotros.
Reina de los confesores / R. Ruega por nosotros.
Reina de las vírgenes / R. Ruega por nosotros.
Reina de todos los santos / R. Ruega por nosotros.
Reina concebida sin mancha original / R. Ruega por nosotros.
Reina asunta al Cielo / R. Ruega por nosotros.
Reina del santísimo Rosario / R. Ruega por nosotros.
Reina de la paz / R. Ruega por nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo / R. Pedónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo / R. Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo / R. Ten misericordia de nosotros.
Bajo vuestro amparo nos acogemos Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas en las necesidades que os presentamos. Antes bien, líbradnos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.
Ruega por nosotros Santa Madre de Dios / R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
Concédenos Señor, a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo y por la gloriosa intercesión de la Bienaventurada siempre Virgen María vernos libres de las tristezas de esta vida y gozar de las alegrías eternas.
Por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén

Por el Papa:

Padrenuestro
Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosobros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.


Avemaría
Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.


Gloria
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio, ahora y siempre. Por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

Inrtenciones del Santo Padre: año 2001

 

  General Misional
Enero "Que los cristianos favorezcan la evangelización de las nuevas generaciones a través de la unidad".

"Que la educación cívica y religiosa ayude a extirpar toda forma de intolerancia y discriminación".

Febrero

"Que los niños no tengan que participar nunca más en las guerras como soldados"

"Que las familias sean evangelizadoras para hacer de la humanidad una familia de pueblos".

Marzo

"Que los creyentes se comprometan en erradicar el drama de la miseria fruto de las desigualdades sociales".

"Que el ejemplo de los mártires cristianos de la fe incremente el diálogo ecuménico".

Abril

"Que las personas consagradas hagan resplandecer en el mundo las Bienaventuranzas evangélicas".

"Que el centenario de la Iglesia en Ruanda refuerce el entendimiento y la reconciliación nacional".

Mayo

"Que las mujeres refugiadas consigan el respeto y la fuerza para superar la violencia y el dolor".

"Que la cultura urbana actual provoque en los creyentes un ardor misionero en las ciudades".

Junio

"Que toda nuestra actividad apostólica tenga como fuente y meta a Jesucristo en la Eucaristía"

"Que los católicos de Vietnam contribuyan al desarrollo cultural y social de su país".

Julio

"Que la lectura del Evangelio en los hogares cristianos haga a sus miembros testigos de Cristo".

"Que los catequistas y misioneros laicos reciban una sólida formación pastoral"

Agosto

"Que los responsables de las naciones legislen teniendo a Dios como Señor de la vida humana".

"Que la Iglesia en China sea animada por una profunda espiritualidad de vida contemplativa".

Septiembre

"Que los jóvenes del tercer mundo descubran un ideal / valor que dé sentido a su vida".

"Que Indonesia se esfuerce por construir un pluralismo en una convivencia de respeto y armonía".

Octubre

"Que sepamos respetar las riquezas culturales y espirituales de las minorías étnicas y religiosas".

"Que al alba del tercer milenio cristiano repita en la Iglesia el ímpetu misionero de Pentecostés".

Noviembre

"Que personas santas y ejemplares nos guíen en el anuncio valiente del Reino de Dios".

"Que los cristianos participen en la evangelización misionera por los medios de comunicación".

Diciembre

"Que los cristianos reconozcan los derechos de los otros, superando prejuicios culturales".

"Que el humanismo cristiano ilumine las culturas de Asia con los valores del Evangelio".