Último boletín:

Mensajes recibidos en España

Mi Designio

Puerto de la Cruz, 8-12-1995, Fiesta de la Inmaculada Concepción

"Mi pequeño hijo, hoy te encuentras en las Islas Canarias para celebrar numerosos Cenáculos con los Sacerdotes y fieles de mi Movimiento y celebráis con alegría y gozo extraordinarias, la solemnidad de mi Inmaculada Concepción.Observa como también aquí el Movimiento Sacerdotal Mariano se ha difundido por doquier y como mis pequeños niños por todas partes me responden sí.

¡Mis predilectos e hijos a Mí consagrados, mirad en este día. con confianza y con inmensa esperanza, a vuestra Madre Inmaculada!.

He sido concebida sin pecado original, y así he podido realizar en mi vida, de manera perfecta, el designio de la Santísima Trinidad y responder a la misión que por Ella me ha sido confiada de ser la Madre del Verbo Encarnado.

- Mi designio es el de conducir a la batalla al ejército de los hijos de Dios para combatir y vencer las insidias de aquellos que se han puesto al servicio de Satanás y combaten para difundir en el mundo el reino del mal, del error, del pecado, del odio y de la impureza.

- Mi designio es el de llevar a toda la creación a su primitivo esplendor. de modo que el Padre Celeste pueda de nuevo reflejarse complacido en ella y recibir del universo creado su mayor glorificación.

- Mi designio es el de llevar a todos mis hijos por la vía de la perfecta imitación de Jesús, de modo que en ellas Jesús pueda revivir y contemplar con alegría los frutas copiosos que han nacido del gran don de su Redención.

- Mi designio es el de preparar las corazones y las almas para recibir el Espíritu Santo, que se derramará en plenitud para llevar al mundo a su segundo Pentecostés de fuego y de amor.

- Mi designio es el de indicar a todos mis hijos el camino de la fe y de la esperanza. de la caridad y de la pureza, de la bondad y de la santidad.
Así en el jardín de mi Corazón Inmaculado preparo el pequeño resto que. entre las olas tempestuosas de la apostasía y de la perversión. permanecerá fiel a Cristo, al Evangelio y a la Iglesia.

Y será con esta pequeña grey. custodiada en el Corazón Inmaculado de vuestra Madre Celeste. que Jesús traerá al mundo su reino glorioso".