Último boletín:

Circular nº23

MOVIMIENTO SACERDOTAL  MARIANO

¡Ave María

 

Presentación de María en el Templo. Milán:21 de Noviembre de 1982.

El Movimiento Sacerdotal Mariano:

-Decenio del M.S.M.

-María, nuestra Capitana.

-La debilidad es nuestra fuerza.

Queridísimo hermano en el Sacerdocio:

Hace mucho tiempo que hubiera querido escribirte esta carta. Pero los compromisos que por el Movimiento me llevaron, en el otoño del año pasado, a visitar América del Sur y Centroamérica y en la primavera del presente año,  una vez mas, Italia y todos los países Europeos, me lo han Impedido.

Puedo ahora satisfacer este vivo deseo de mi alma, con la esperanza de poderte escribir, de ahora en adelante, cartas menos largas y mas frecuentes. Es un modo sencillo de vivir nuestra fraternidad. También sirve para comunicarte noticias del M.S.M. Sobre todo es un precioso medio de expresarte mi cotidiana y afectuosa unidad.

En el Corazón Inmaculado de María estoy junto a ti cada día, con mi afecto de hermano y mi oración sacerdotal.

Pero especialmente es, en la celebración de la Santa Misa, cuando la Madre Celeste me lleva espiritualmente al lado de cada uno de vosotros. La Eucaristía, celebrada y vivida, puesto que es el Sacramento de unidad para toda la Iglesia, se convierte en el medio mas poderoso que nos une cada vez mas los unos a los otros.

En el Cáliz de cada uno entran las alegrías, los sufrimientos, las fatigas y las esperanzas de todos.

Con frecuencia confío a los Angeles Custodios la misión de llegar allí a donde no puedo llegar yo materialmente, y tengo plena confianza en su ayuda diligente y preciosa. Pero te aseguro que en el Corazón Inmaculado de María te reencuentro diariamente, a través de una comunión de alma tan profunda, que me hace sentir tus alegrías y tus dificultades, tu apostolado sacerdotal, fecundado con frecuencia por interiores amarguras.

Toda mi vida la he ofrecido por ti; y salgo a tu encuentro como tu hermano, el mas pequeño, para darte mi pobre mano y caminar así juntos por la senda de nuestra consagración al Corazón Inmaculado de María.

¡Animo, hermano mío en el Sacerdocio! Nuestro camino es a la vez estupendo y tremendo, gozoso y doloroso.

Al principio está el rostro luminoso de la Madre Celeste y sus tiernas manos que nos conducen, pero luego el caminar se transforma paulatinamente en la vía dolorosa de la Cruz, tan amada y tan preciosa, en la que María nos pone para configurarnos con Jesús Crucificado.

En este camino, tan mariano y sacerdotal, nos encontramos todos para corresponder a la gracia recibida de comprender y adherirse a esta Obra de la Virgen.

En este camino estamos sostenidos por un gran número de almas consagradas, especialmente de monjas de clausura que oran y sufren por nosotros, mientras, en todas las partes del mundo, hay ya millones de fieles que se nos han unido para vivir la Consagración a María y que nos son de incalculable valor.

Al contemplar este inmenso ejercito de Sacerdotes, de religiosos/as y fieles, reunido en torno a la Mujer vestida del Sol, y que en diez años se ha difundido maravillosamente por doquier, oso levantar mis ojos a la Madre Celeste y agradecerle que Ella misma haya llevado adelante su Obra, no obstante mis múltiples limitaciones personales, mis miedos, mis defectos y mi gran pobreza.

PRIMERA PARTE: DECENIO DEL M.S.M.

El M.S.M. ha cumplido este año sus diez años. Nació efectivamente el día 8 de Mayo de 1972 en Fátima cuando me encontraba delante de la Capillita de las Apariciones. Este aniversario se ha recordado en Fátima con la celebración de una Santa Misa en la Basílica el día 8 de Mayo de 1982.

La ocasión me ofrece el tema para enjuiciar el camino recorrido en estos diez años de vida. Y descubro con alegría que en todos los pasos dados, se delinea con toda claridad esta realidad: ¡el M.S.M. es solo Obra de la Virgen!

a)  EN SU NACIMIENTO Y EN SU ESPIRITU.

En este decenio de vida como se confirman aquellas palabras tan simples a la par que tan bellas escritas en el Opúsculo “La Virgen a los Sacerdotes, sus hijos predilectos” el 16 de Julio de 1973:"El M.S.M. debe ser solo Obra mía...Yo misma seré la Capitana de este ejercito. Me lo. estoy formando ahora en el silencio y en la intimidad. Necesita ahora tanto silencio, tanta humildad, tanta confianza, tanta oración.....A los Sacerdotes del Movimiento los estoy eligiendo y formando Yo misma según un designio de mi Corazón Inmaculado. Ellos vendrán de todas partes: del clero diocesano, de las Ordenes religiosas y de varios Institutos. Formaran el ejercito “de mis Sacerdotes” que Yo misma nutriré y formaré preparándolos para las próximas batallas del Reino de Dios”

El M.S.M. nacía, por tanto, no como fruto de un proyecto mío espiritual, sino como consecuencia de una materna inspiración de la Virgen. Y se me pedían de inmediato algunas cosas que eran además contrarias a mi modo de ver humano.

La Madre Celeste me ponía a prueba y al mismo tiempo me daba signo seguros de que esta Obra era “SUYA” y debería recorrer el camino que Ella trazase.

Así el Movimiento debía surgir sin ninguna estructura jurídica, sin carácter alguno de asociación, pero con la sola misión de difundir por doquier la invitación a todos los Sacerdotes a consagraras al Corazón Inmaculado de María, a estar fuertemente unidos al Papa y a llevar a su Corazón Materno a los fieles confiados a su celo pastoral. “Ellos deben comprender que para pertenecer al M.S.M. no se necesita ninguna cosa externa, ningún acto jurídico; pero es indispensable la interior consagración de si mismo, la ofrenda total de su Sacerdocio a mi Corazón Inmaculado. Diles que solo esto pido, que solo esto deseo de ellos. Diles que esta es la primera cosa verdaderamente importante que deben hacer para pertenecer a mi Movimiento Sacerdotal.

Que se entreguen a M! como niños, haciéndome donación de todo...Yo tomare totalmente posesión de su vida; poco a poco la transformaré, la volveré ardiente, celosa; borraré cuanto en ella haya habido de menos bueno y la perfeccionaré. Les haré entender como deberán despegarse de todo y vivir solo para mi Jesús; como deberán defenderlo de todo ataque, amarlo sin condiciones, en el cumplimiento a la letra del Evangelio.

Les haré sentir un gran amor por la Iglesia, por el Papa a quien tanto amo y que será aliviado, defendido y salvado por el ejercito de mis Sacerdotes.”(29 Julio 1973).

b)..EN SU DESARROLLO

También en el desarrollo del M.S.M. se ve evidente la impronta de la Virgen.

Ante todo en la elección de los instrumentos. Cuando queremos alcanzar una meta, escogemos naturalmente los medios más idóneos y eficientes. Pues bien, la Virgen para hacernos ver palpablemente que Ella es la que obra, se ha como divertido, escogiendo los medios menos aptos y eficientes. Pienso que entra también en esta perspectiva mi elección como iniciador y promotor del Movimiento. “Me preguntas por que te he elegido para propagar mi Movimiento, mientras te sientes tan inepto e incapaz. precisamente ves tu nulidad y tus debilidades y me preguntas: ¿por que no tomas uno mas apto y capaz que yo? ¿Como te puedes fiar cuando conoces bien todas mis pasadas infidelidades?

Hijo mío, te he elegido porque eres el instrumento menos idóneo; así ninguno dirá que es Obra tuya.

El Movimiento Sacerdotal Mariano debe ser solo Obra mía” (16 Julio 1973) 

Y ¡cuán grande fue mi sorpresa inicial y luego mi gran alegría espiritual, cuando descubrí que esta línea se seguía en todas las partes del mundo cuando me encontraba por vez primera con los Responsables Nacionales y me daba cuenta, que de ordinario, eran los Sacerdotes más débiles, bien por edad o por achaques.

Me venía entonces, espontaneo el volverme a la Madre Celeste con el mismo gozo interior con que Jesús se volvía al Padre: “Te doy gracias, Padre, porque los misterios de tu Reino se los has revelado no a los grandes y a los sabios, sino a los pequeños”.

Se evidencia también una particular acción de María en el criterio del desarrollo del Movimiento que contrasta tanto con nuestros modos humanos de proceder. A nosotros nos parece imposible que una obra se dé a conocer sin que se hable de ella, mientras la Virgen exigía el silencio; y que se difunda una idea sin propagarla, mientras Ella pedía que no se hiciera propaganda ni publicidad. Incluso invitaba a no recabar nunca ayudas económicas, sino confiar en Ella con filial confianza, en Ella que es la Madre de la divina Providencia, mientras insistía en pedir mucha oración y mucho sufrimiento y dejarla obrar a Ella sola.

¡En realidad debo decir que la Virgen lo ha sabido hacer muy  bien!

Y aquí debo dar datos, los mas precisos  posibles, porque estos ponen  de relieve y prueban a  todos como la Madre Celeste ha hecho honor a su palabra y promesas. En estos diez años, se han adherido al MSM centenares de Obispos, mas de 40.000 Sacerdotes y millones de fieles. El Movimiento se ha difundido en los cinco Continentes. En todas partes se han establecido ya Responsables Nacionales y regionales y se tienen regularmente los Cenáculos.

Yo mismo he dado la vuelta al mundo entero cuatro veces, visitando los cinco Continentes, invitado por los respectivos Responsables para presidir Cenáculos de oración y de fraternidad.

En estos años he realizado 235 vuelos, y he presidido 568 Cenáculos Regionales, de los cuales 304 en Europa, 142 en América, 51 en Asia, 51 en Africa y 20 en Oceanía. He visitado para celebrar Cenáculos 45 naciones, de las que en Europa han sido 14: Irlanda, Inglaterra, Escocia, Bélgica, Holanda, Francia, Alemania, Austria, Suiza, Italia,  España, Portugal, Polonia y Yugoslavia.

He visitado 10 naciones en América: Canadá, Estados Unidos, Méjico, Guatemala, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Uruguay y Brasil.

He estado en 14 naciones de Africa: Marruecos, Senegal, Costa de Marfil, Gana, Alto Volta, Togo ,Benín, Nigeria, Cainerún, Zaire, Tanzania, Uganda, Kenia y Madagascar.

He visitado 6 naciones en Asia: Japón, Macao, Hong Kong, Filipinas, India y Formosa. 

Y en Oceanía he visitado toda Australia.

c).- MIS COMPROMISOS DE ESTE ULTIMO AÑO.

Puesto que mi ultima Circular data del 22 de Agosto de 1981, deseo brevemente informarte de los Cenáculos que he tenido, para hacerte partícipe de la alegria de cuanto la Madre Celeste está haciendo por doquier.

Del lº de Septiembre al 10 de Diciembre de 1981 he estado en Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Méjico celebrando por doquier Cenáculos, que terminaron con los celebrados en Fort Landerdale en Florida y en New York, en Estados Unidos. En este mi más largo viaje, he tenido 84 Cenáculos en los que han participado 29 Obispos, 2.500 Sacerdotes y 62.000 fieles.

En Brasil con 15 vuelos y viajes en automóvil y autobús, he visitado 10 Estados: San Pablo, Río de Janeiro, Goyas, Bahia, Pernambuco, Ceara, Rio Grande del Norte, Paraná, Rio Grande del Sur y Minas Gerais.

En total he hecho 24 Cenáculos en lo. que han participado 9 Obispos,650 Sacerdotes y 19.000 fieles.

En Uruguay: he celebrado Cenáculo. en Tamarembo, Progreso, Las Piedras, Montevideo, en total 5 Cenáculos con la participación de 1 Obispo, 60 Sacerdotes y 1.500 fieles. 

En Argentina: he hecho 12 Cenáculos, en Buenos Aires, La Plata, Rosario, Santa Fe y en el Santuario Nacional de Luján y han tomado parte en ellos 1 Obispo, 200 Sacerdotes y 4.000 fieles.

En Chile he presidido 8 Cenáculos en Pucón, S. José de la Varichina, Villarica, Tomé,  Santiago y en Valparaíso con la participaci6n de 3 Obispos,140 Sacerdotes y 3.000 fieles.

En Perú en 5 Cenáculos participaron 40 Sacerdotes y 2.000 fieles. Recuerdo con particular emoción los dos Cenáculos celebrados uno en la cárcel de menores y el otro en la cárcel de mujeres de la ciudad de Lima con la masiva y conmovida participación en el rezo del Santo Rosario, en la Santa Misa y en la consagración al Corazón Inmaculado de María.

En Ecuador he tenido 6 Cenáculos: en Quito, Ibarra, Cuenca y Guayaquil en los que han participado 7 Obispos con el Nuncio Apostólico, 160 Sacerdotes y 2.500 fieles. 

En Méjico, cerca de Puebla, tuve una semana de Ejercicios Espirituales en forma de Cenáculo y participaron en ellos 40 Sacerdotes que son Responsables del M.S.M. en los varios Estados y regiones mejicanas. Luego celebré 24 Cenáculos en Puebla, S. Juan de Lagos, Guadalajara, Durango, Salamanca, Querétaro y Ciudad de Méjico y tomaron parte en ellos 6 Obispos,800 Sacerdotes y seminaristas teólogos y 27.000 fieles.

Recuerdo el Cenáculo extraordinario que se celebró el ultimo sábado de Noviembre de 1981 en el Santuario de la Virgen de Guadalupe con 15.000 fieles llegados de todas las partes de Méjico.

En los dos últimos Cenáculos que tuve en Florida y en Nueva York el día de la Inmaculada participaron dos Obispos,200 Sacerdotes y 2.000 fieles.

En este ano 1982 he tenido la alegría de participar en una peregrinación del M.S.N. de Abruzzo a Tierra Santa y así pude celebrar un Cenáculo en Nazaret y en Jerusalén con los adheridos al M.S.M.

Para quienes deseen tenerlas, tienen a su disposici6n dos cintas donde se han registrado las meditaciones que tuve en Belén, en Nazaret y en Galilea, en el Cenáculo, en la Vía Dolorosa y en la Basílica de la Resurrección en Jerusalén.

Durante este año he ido a los lugares principales de Italia y de todos los piases europeos para hacer 68 Cenáculos en los que han participado 25 Obispos,3.500 Sacerdotes y 40.000 fieles.

En Italia en la Primavera de este año he ido a 14 capitales de Regiones, del Norte hasta Sicilia y en los Cenáculos regionales han participado 9 Obispos,l.500 Sacerdotes y 12.000 fieles. 

En los meses de mayo y junio he ido a Austria, Suiza, Alemania y Yugoeslavia. En Austria se han celebrado 6 Cenáculos: en Viena, Salisburgo y en Insbruk con la participaci6n de 1 Obiapo, 110 Sacerdotes y 1.200 fieles. 

En Suiza se han celebrado 4 Cenáculos: en Einsideln, en Bouveret y en Friburgo, con 3 Obispos, 110 Sacerdotes y 800 fieles. 

En Alemania he ido a Linderberg en la Selva Negra, en Mainz, en Paderbörn,en el Santuario de Altbting junto a Mónaco de Baviera y en Berlín para celebrar 6 Cenáculos, en los que participaron 450 Sacerdotes y 5.000 fieles. 

En Yugoeslavia he estado en Nueva Goritza, en Lubljana, en Opitria, en Spálato y en Zagreb en un total de 5 Cenáculos, en los que participaron 4 Obispos,150 Sacerdotes y 800 fieles.

Del 27 de Junio al 3 de Julio de 1982 en Valdragone de S. Marino, se celebraron una vez mas los Ejercicios Espirituales, bajo la forma de un continuo Cenáculo para los Sacerdotes Responsables del M.S.M. en Europa. Pero también tomaron parte en ellos los de Canadá, Estados Unidos de América, Madagascar y Nigeria. Estuvieron presentes 180 Sacerdotes.

Recuerdo que están disponibles las grabaciones de las meditaciones y de las homilías habidas durante los Ejercicios Espirituales.

Del lº de Septiembre hasta finales de Octubre de este año he ido una vez más a Bélgica, Holanda, Francia, España, Portugal, Irlanda e Inglaterra.

En Bélgica he estado en Lovaina, en San Jorge, en Bauneux celebrando 3 Cenáculos con la participación de 1 Obispo, 120 Sacerdotes y 1.500 fieles.

En Holanda he hecho 3 Cenáculos en Nimega, Utrecht y en Aja con 40 Sacerdotes y 600 fieles.

En Francia: 7 Cenáculos en Rennes,Autrain1Parí,,Li6n y Lourdes. Participaron 360 Sacerdotes y 6.500 fieles.

En España he estado en Barcelona, Valencia, Orihuela, Madrid, Avila, Alba de Tormes,León y Santiago de Compostela, celebrando 8 Cenáculos con 450 Sacerdotes y 3.500 fieles. 

En Portugal: 6 Cenáculos: en Lisboa, Fátima, Gouveia, Oporto y Braga. Participaron 3 Obispos, 270 Sacerdotes y 4.000 fieles.

En Irlanda e Inglaterra: 6 Cenáculos con 2 Obispos,250 Sacerdotes y 3.000 fieles. Recuerdo con gran alegría que en todas las Naciones se celebran regularmente Cenáculos para reunir en la oración y en la fraternidad y para ayudarse a vivir la consagración al Corazón Inmaculado de María, a los Sacerdotes, Religiosos/as y fieles que se han adherido al M.S.M.

SEGUNDA PAITE: MARIA, NUESTRA CAPITANA.

A mi modo de ver, creo que, particularmente en esta espontánea difusión y en el maravilloso florecimiento de los Cenáculos en todas las partes del mundo, se palpa una especial acción de la Virgen, la cual todo lo ordena a la realización de su designio. Puesto que María es la Reina y Capitana de este Movimiento, totalmente suyo. Estos diez años de vida del M.S.M. son otras tantas confirmaciones de cuanto la Madre Celeste, desde su inicio, ha claramente indicado.

“Yo misma seré la Capitana de este ejercito. Me lo estoy formando ahora en el silencio y en la intimidad. No haya una cabeza entre vosotros: Yo misma seré vuestra Capitana” “Vosotros, sed todos hermanos: amándoos, comprendiendoos, ayudándoos” (16 Julio 1973). 

“Será preciso que me ponga de nuevo en camino para buscar entre los Sacerdotes a los fieles, a los que me escuchan, a los que me aman...Solo la Madre tiene el poder de Jesús de hacer volver a casa a los hijos que se han extraviado. Pero tengo necesidad de Sacerdotes humildes y valientes; prontos a dejarse escarnecer, prontos a dejarse pisotear por Mi.

Pero será con estos Sacerdotes humildes, despreciados y pisoteados con los que Yo formaré la  tropa que me permitirá llevar a Jesús un innumerable numero de hijos, purificados ya por grandes tribulaciones. ¡Y será una Iglesia nueva para un mundo nuevo, dónde mi Hijo Jesús finalmente reinará! (1 Agosto 1973)

Mas, ¿por que- la Virgen quiere ser la Capitana de  esta Obra?. Porque con ella, la Virgen quiere formarse su tropa. De hecho no es posible que un ejercito exista sin Capitán, Y María quiere reclutarse “su ejercito”. ¿Por qué?.

Porque como ha dicho el Papa en Alemania, hablando en el Santuario de Altotting  hoy estamos viviendo el capitulo 12 del Apocalipsis, a saber, el tiempo de lucha entre la Mujer vestida de Sol y el Dragón Rojo.

En este capítulo se habla de la lucha entre estos dos Capitanes; del dominio del Dragón Rojo en todo el mundo, porque sabe que el tiempo de que dispone es breve, y al fin el triunfo glorioso de Cristo.

El mensaje de Fátima parece casi como la exégesis de este Capítulo de la sagrada Escritura, porque la Virgen ha hablado de la difusión del comunismo ateo en todas las partes del mundo, de la consiguiente tremenda persecución a la Iglesia y al Santo padre y del triunfo final de su Corazón Inmaculado.

Por esto, con este ejercito, la Mujer vestida del Sol, quiere plantar su batalla y quiere preparar la victoria con el triunfo de su Corazón Inmaculado.

De aquí que los tres compromisos fundamentales del M.S.M. constituyen como tres puntos estratégicos en el plano de su victorioso combate.

a)  LA CONSAGRACION A SU CORAZON INMACULADO.

Vivimos tiempos difíciles, inseguros y dolorosos.

Hoy el Dragón Rojo domina en el mundo, y ha logrado construir una civilización atea y secularizada. Cuando el Papa habló en Turín dijo que hoy la humanidad conoce una rebelión tan grande contra Dios como jamás conoció desde los principios de su historia. El hombre, agigantado por el progreso técnico y científico, se ha colocado en el puesto de Dios y se ha construido esta nueva civilización secularizada.

Para mi, este radical rechazo de Dios es el verdadero castigo para la sociedad actual. Siendo Dios el Salvador y Jesucristo el Redentor del hombre, la humanidad puede salvarse con la sola condición de que retorne al Señor. De lo contrario corre el peligro de destruirse con sus propias manos. Pero, ¿cómo podrá salvarse si continúa rechazando y rebelándose contra Dios, que es quien solo puede conducirla a la salvación?.

Y aquí entra la función de María con motivo de su maternidad.

María es verdadera Madre de Jesús y ha sido constituida por Jesús verdadera Madre de todos los hombres. Por tanto María es Madre también de los hombres de hoy, de esta humanidad rebelde y perdida.

Su misión materna es la de salvarla. Y la Virgen, para poderla salvar, quiere hacerse camino de su retorno a Dios. Ella obra de mil modos y no ahorra trabajos para que este retorno sea una realidad. He ahí el significado de tantas manifestaciones suyas extraordinarias, que hoy son tan numerosas: quieren indicarnos que la Madre está presente y actúa en medio de sus hijos.

Quiere obrar personalmente, pero no directamente. Obra a través de los hijos que se consagran a su Corazón Inmaculado, que se entregan a Ella completamente, de tal modo que en ellos, Ella misma vive y se manifiesta. Y quiere, ante todo, obrar a través de los Sacerdotes, porque son sus hijos predilectos.

¿Recuerdas, hermano Sacerdote, que en la Circular nº 22 he indicado las etapas que es necesario recorrer para lograr vivir nuestra Consagración al Corazón Inmaculado?. Son: vivir con María, dejarse transformar por Ella, entrar con Ella en una unión de Corazones finalmente ¡revivir a María!.

La meta a la que conduce el camino de la consagración, exigida como primer compromiso para pertenecer al M.S.M. es por consiguiente este: dejar que María viva y obre en nosotros.

“Quiero amar con vuestro corazón, mirar con vuestros ojos, consolar y animar con vuestro labios, ayudar con vuestras manos, caminar con vuestros pies, seguir vuestras huellas ensangrentadas y sufrir con vuestro cuerpo crucificado”.(l Julio 1981).

Entonces se comprende por que la Virgen pide, a quienes quieren formar en su ejército, la Consagración a su Corazón Inmaculado. Ella misma quiere vivir y obrar en sus hijos consagrados, de modo que se conviertan en expresión de su dolor y de su amor materno, y obren para retornar a Dios a todos los hombres.

Así la humanidad de hoy podrá alcanzar la salvación por el camino del amor materno de María, que se convierte en el canal a través del cual puede llegar a todo el amor misericordioso de Jesús.

Por tanto la consagración al Corazón Inmaculado de María está ordenada sólo a la “consecratio mundi” ,a saber: al pleno retorno del mundo a la perfecta glorificación de Dios.

b).- LA UNIDAD CON EL PAPA.

La Iglesia es divina y humana y, en su parte humana es frágil y pecadora y así tiene necesidad de hacer penitencia(confronta “Lumen Gentium”)

La Iglesia es la luz del mundo, pero con frecuencia los males del mundo en quevive, se convierten en enfermedades que atacan la parte humana de la Iglesia. Y esto queda probado a lo largo de los casi dos mil años de su historia.

Hoy la Iglesia vive en un mundo que ha construido esta nueva civilización secular. El espíritu de este mundo, o el secularismo, entrando en su interior, ha causado el estado de gran sufrimiento y de crisis en que se encuentra la Iglesia. Es el famoso “humo de Satanás” del que habló el Papa Pablo VI, de venerada memoria.

El secularismo a nivel intelectual se convierte en “racionalismo” ,y a nivel de vida se convierte en “ naturalismo”.

A causa de este racionalismo existe hoy la tentativa de interpretar en clave humana todo el misterio de Dios y el depósito de las verdades reveladas, y así, con frecuencia se niegan los dogmas fundamentales de la Fe y se difunden los errores más graves de modo camuflado y ambiguo. Estos errores con frecuencia se enseñan y poco o nada se salva de la Sagrada Escritura, incluso del Evangelio de Jesús.

“Habéis compuesto un Evangelio para vosotros con vuestras palabras” (25 Setbre.  1976). ...”jamás como hoy, del gran misterio de Dios, se ha ofrecido una interpretación tan banal y mezquina”.(25 Marzo 1982)

Con motivo de este naturalismo, se tiene hoy la tendencia a dar el máximo valor a la propia acción personal, a la eficiencia y a la programación en el sector apostólico, olvidando el valor primario de la Gracia  y que la vida interior de unión con Cristo, y por tanto el espíritu de oración, debe ser el alma de todo apostolado.

Y bien, justamente contra estos dos peligros, el Magisterio del Papa se pronuncia con fuerza e insistencia. Es hora de preguntarse ¿por que la Iglesia no ha logrado aun superar esta crisis?

La persistencia aun de la crisis en la Iglesia depende de su interior desunión. A causa de ella, no todos escuchan hoy en la Iglesia, siguen o practican cuanto el Papa indica con su Magisterio.

La Virgen ha obtenido para la Iglesia un gran Papa consagrado a su Corazón Inmaculado y a quien Ella misma conduce por todos los caminos del mundo para difundir la luz de Cristo y de su Evangelio de salvación.

Pero, con frecuencia, en torno al Papa se hace un gran vacío. Su Magisterio no está sostenido por toda la Iglesia y su palabra cae con frecuencia en el desierto.

Y sin embargo, la renovación de la Iglesia pasa sólo a través de su interior unidad. El camino que hay que recorrer es, por tanto, el de la plena unión de todos con el Papa.

He ahí explicada la profunda razón del segundo compromiso del Movimiento Sacerdotal Mariano.

Entonces, hermano Sacerdote, te invito a que des ejemplo a todos de esta unidad. Ejemplo de amor al Papa; de oración y sufrimiento por El; de atenta escucha y difusión de su Magisterio; especialmente obedeciéndole siempre en todo.

La Virgen quiere que en el clero retorne el ejercicio humilde y fuerte de la virtud, de la ¡obediencia!

El 8 de Septiembre de 1982 el Santo Padre escribió una hermosísima carta pidiendo que el Sacerdote vista siempre el hábito eclesiástico.

Entre otras cosas escribe:”...El hábito eclesiástico, como el de los religiosos, tiene un particular significado: para el Sacerdote diocesano tiene particularmente un carácter de signo, que lo distingue del ambiente secular en el que vive; para el religioso y la religiosa expresa el carácter de consagración y pone en evidencia el fin escatológico de la vida religiosa...En la oración compuesta para el Jueves Santo de este año, aludiendo al habito eclesiástico, me dirijo al Señor con esta invocación: haz que no contristemos a tu Espíritu...con lo que aparece como una voluntad de esconder el propio sacerdocio delante de los hombres y evitar todo signo externo del mismo”. (del Observatore Romano del 18 de Octubre de 1982)

Por esta razón y también para dar a todos un claro testimonio de nuestra unidad y obediencia al Papa, invito a todos los Sacerdotes del M.S.M. a vestir siempre su hábito eclesiástico.

c).- LA CONSAGRACION DE LOS FIELES A MARIA.

Desde el principio, la Virgen ha indicado claramente que también los fieles debían tomar parte en su Obra. De hecho el tercer compromiso de un Sacerdote del M.S.M. es el de conducir a los fieles, confiados a su celo pastoral, a la consagración al Corazón Inmaculado de María.

“Vosotros sois mi ejercito fiel, pronto a combatir por la Iglesia y el Papa. Así seréis fieles al Evangelio y, por medio de vosotros, Yo obtendré mi más grande victoria” (30 Octubre 1973).

“...Pero estos Sacerdotes míos deben comenzar ahora a actuar; por ellos quiero volver en medio de mis fieles, porque es con ellos, en torno a mis Sacerdotes, como Yo quiero formarme mi ejercito invencible...Formen en torno a los Sacerdotes mi tropa fiel, mi gran Ejercito Blanco.”(l Noviembre 1973).

Es natural que el cristiano de hoy día, inmerso en este mundo tan secularizado, encuentre muy difícil vivir su consagración bautismal.

El Bautismo opera esta radical transformación, comunica la Gracia y la misma vida divina, nos configura con Cristo Jesús, del que nos hacemos hermanos y que debemos revivir en nuestra vida.

Ahora bien, a través de todos los medios de comunicación social, al cristiano fácilmente se le instrumentaliza y hasta se le manipula por el mundo en que vive de tal modo que con frecuencia se  empapa  de sus valores casi sin darse cuenta.

Así son muchos hoy los bautizados que en su vida práctica traicionan su consagración bautismal.

La Virgen pide, como compromiso especifico del M.S.M. que los fieles sean confiados a Ella con la consagración a su Corazón Inmaculado.

Entonces dulcemente, como una Madre, los conduce a vivir su consagración bautismal, en plena fidelidad a Jesús y a su Iglesia.

Por esto les solicita y les ayuda a huir del pecado, a vivir en Gracia, y les invita a la confesión frecuente y a una intensa piedad hacia la Eucaristía, a la oración, a observar los mandamientos de la ley de Dios, con un empeño particular a vivir la virtud de la pureza entre los jóvenes y los prometidos, y la castidad conyugal en el sacramento del matrimonio, según la doctrina de Cristo, recientemente reafirmada por la Iglesia.

Y todo esto es ¡tan necesario practicarlo hoy para reaccionar contra la grandísima inmoralidad que se ha difundido por doquier!

“...que los fieles observen los mandamientos de Dios y practiquen cuanto mi Hijo Jesús ha enseñado para ser sus verdaderos seguidores.

Así servirán a todos de buen ejemplo.

Lo sean especialmente con un austero modo de vivir, con la repulsa de una moda cada vez mas provocativa y obscena; combatiendo de todas las maneras la difusión de revistas y espectáculos inmorales y este continuo desbordamiento de un mar de fango que todo lo inunda.

Sirvan de buen ejemplo a todos por su pureza, por su sobriedad, por su modestia. Huyan de todos aquellos lugares donde se profana el carácter sagrado de su persona. Formen en torno a mis Sacerdotes, mi tropa fiel...

Estos mis fieles hijos serán llamados y formados por Mi para esta gran misión: preparar este mundo a la gran purificación que le espera, para que pueda finalmente nacer un mundo nuevo, totalmente renovado por la luz y el amor de mi Hijo Jesús, que reinará sobre todas las cosas” (1 Noviembre 1973).

Después de diez años de vida del M.S.M. debo constatar que son ya millones los fieles que, con alegría y entusiasmo, se nos han adherido en todas las parte. del mundo. 

Y con frecuencia, justamente de ellos, nosotros Sacerdotes recibimos buen ejemplo, ayuda concreta y preciosos alientos.

TERCERA PARTE: LA DEBILIDAD ES NUESTRA FUERZA.

 

Otra característica del Movimiento, que se ha ido manifestando cada vez con más claridad a lo largo de estos 10 años, ha sido que su fuerza está en su misma debilidad. El M.S.M. es frágil, débil, pobre: y lo es por voluntad de la misma Virgen Santísima que lo ha querido así.

Desde el principio queda claramente delineado este carácter, que debe ser peculiar del M.S.M.  Mas aun, este particular aspecto de fragilidad debe ser acogido con gratitud y amado por todos los adheridos al Movimiento, sin preocuparse nunca de buscar apoyos que sirvan para reforzar o consolidar su estructura.

“El Movimiento Sacerdotal Mariano ha nacido ya, pero es tan frágil y pequeño...”(8 Julio 1973).

“No has comprendido, hijo, que Yo he escogido la necedad para confundir la sabiduría y la debilidad para derrotar la fuerza” (27 Setiembre 1973)

Nuestra Capitana por más que sea la Mujer vestida del Sol, será siempre también la pequeña y humilde sierva del Señor, y es por tanto natural que veamos reflejarse en su Obra la luz de esta particular prerrogativa suya.

Esta debilidad y fragilidad se echa de ver fácilmente en la misma estructura del Movimiento, en sus miembros y en su medio de difusión.

a).- EN SU ESTRUCTURA.

Hemos dicho cómo el M.S.M. desde el principio se ha presentado sin ninguna estructura jurídica.

Aquí está su esencial pobreza; aquí queda patente toda su debilidad. Porque no existiendo jurídicamente, no podemos ser catalogados o clasificados en la Iglesia, por lo que oficialmente no podemos ni siquiera existir.

En palabras pobres: estamos llamados por vocación  a ser en la Iglesia “La_nada”, a imitación de Maria, que frente a Dios se siente “nada”. María es el silencio que da relieve a la Palabra; es la nada que se abre para contener el todo. Una “nada” abierta sólo a la plenitud del amor.

Se nos puede preguntar por qué la Virgen ha querido esta debilidad en la misma estructura de su Movimiento.

He. aquí la respuesta: “Puesto que Satanás ha engañado hoy a la mayor parte de la Humanidad con la soberbia, con el espíritu de rebelión a Dios, ahora sólo con la humildad y con la pequeñez es posible encontrar y ver al señor.

La ola de la negación de Dios, el ateísmo que amenaza verdaderamente hundir a gran parte de la Humanidad, ha sido producida por esta rebeldía contra Dios, por este orgullo que viene de Satanás.

Este espíritu de soberbia y de rebelión ha contaminado también a gran parte de mi Iglesia...”(24 Julio 1974)

Entonces esta debilidad entra en una calculada táctica de su batalla contra el Adversario.

Satanás seduce con el espíritu de orgullo y engaña con la soberbia; María contraataca con la fuerza de la humildad y de la pequeñez. Entonces la debilidad se convierte en la fuerza más poderosa del combate; y se convierte, además, en el arma más eficaz para la ¡victoria final!

“Hoy es preciso, para ver a Dios, volver a la sencillez, a la humildad, a la confianza de los pequeños. Por esto Yo misma me estoy preparando esta milicia: mis Sacerdotes, que Yo volveré siempre más pequeños para que puedan ser saciados de la luz y del amor de Dios.

Humildes, pequeños, abandonados, confiados, se dejarán conducir por Mi. Mas su pequeña voz tendrá un día el clamor de un huracán, y uniéndose al grito de victoria de los Angeles, hará resonar en todo el mundo el potente grito:”. ¿Quien como Dios? ¿ Quien como Dios?” Será entonces la definitiva derrota de los soberbios, y el triunfo mío y el de mis pequeños hijos” (24 Julio 1974)

Sucede, a veces, que no se tiene en cuenta para nada al M.S.M., ni se le valora en absoluto; debemos encontrar esto como la cosa más natural y no entristecernos, sino exultar en nuestro espíritu, porque así lo ha querido la Virgen.

Ella quiere que también nosotros seamos aquella “nada” que puede dar voz y fuerza a la sola Palabra de Dios y así nos convertiremos en valerosos anunciadores de la verdad del Evangelio.

El M.S.M. es un espíritu que abrasa y consume, arde y transforma, sopla en todas las partes del mundo en acto de puro amor y de perfecto servicio a la Iglesia para ayudarla, en su dolorosa purificación, a alcanzar su nuevo y divino esplendor.

b).- EN SUS MIEBROS

Esta debilidad la he encontrado siempre, primero con sorpresa y espanto, luego con alegría y gozo, en los que en estos diez años se han adherido al M.S.M., sobre todo entre los Sacerdotes.

La mayor parte de los 40.000 Sacerdotes, que han enviado, su adhesión al Movimiento, está constituida por hermanos débiles, frágiles por salud o por edad.

Me parece que la Virgen tenga una debilidad especial hacia sus hijos mas débiles. Y esto debe ser para mi y para todos los Sacerdotes del M.S.M. motivo de gran consuelo. Lo es para mi, que tropiezo siempre con mis limites humanos, con numerosos defectos, que son mis más inseparables amigos y que a veces pueden causar perplejidad en los que se me acercan, encontrándome tan pobre, débil y lleno de miedo.

“No tengas miedo, ¡Yo estaré siempre cerca de ti!” (7 Julio 1973)

“Me preguntas por que te he elegido para propagar mi Movimiento, mientras te sientes tan inepto e incapaz. Precisamente ves tu nulidad y tus debilidades y me preguntas: “¿por que no tomas uno más apto y capaz que yo? ¿Cómo te puedes fiar cuando conoces bien todas mis pasadas infidelidades?”

Hijo mío, te he elegido porque eres el instrumento menos idoneo;asi ninguno dirá que es Obra tuya. (16 Julio 1973).

Pero esto debe ser de gran consuelo también para todos los adheridos al Movimiento. Recuerdo que, en una de las ultimas Naciones visitadas por mí durante este año, se me acercó el Responsable nacional del M.S.M. y llorando, me dijo: “No puedo continuar siendo el Responsable nacional del Movimiento porque soy tan débil y pecador...”

Con un fraternal abrazo le respondí: “Pero, ¡si la Virgen te ha elegido precisamente por eso!

Cuantas lágrimas de Sacerdotes he recogido en el cáliz de mi corazón, durante los numerosos Cenáculos, porque se sienten frágiles tentados, pecadores, humillados, incomprendidos y hasta marginados.

Estas lágrimas sacerdotales son las perlas más bellas y preciosas que pueden ofrecer a la Madre Celeste para consolarla en su gran sufrimiento y para transformar su corona de espinas dolorosas en la más bella corona de amor y de gloria.

Te confío que a veces me siento filialmente impelido a querer donar a la Virgen algo que la vuelva muy feliz, y pienso que seria el gran amor que siento por Ella, o los grandes trabajos que me tomo por su Obra. Pero Ella siempre me pide lo mismo, a saber: que la ofrezca todos mis defectos, todos mis pecados, porque todo esto es lo verdaderamente mío!

Entonces nuestra debilidad se puede convertir incluso en un regalo para nuestra Madre Celeste porque en sus manos, se convierte en una gran fuerza.

“...Si supieran todos los Sacerdotes de mi Movimiento con qué cuidado han sido elegidos por Mi, trabajados y plasmados para prepararlos a esta gran misión!

Cada cosa, incluso la más insignificante, en su vida tiene un precio, y profundo significado. Por eso debe habituarse cada uno a leer conmigo en el libro de su propia existencia.

Les daré el don de la Sabiduría del Corazón, y comprenderán conmigo el por que de cada cosa suya. El por qué de muchas incompresiones suyas, el por qué de sus sufrimientos, el por qué de sus abandonos, el por qué incluso de sus caídas. ¡Oh, cuántos momentos de oscuridad y de agonía han debido experimentar en su existencia estos hijos por Mí amados!.  Pero han sido para ello. momentos necesario. y fecundos: para que Yo tomase posesión de ellos más perfectamente; para que los desligase de todo: de su modo de ver, de sentir, de los fáciles apegos a las cosas, a los resultados, al bien, al buen éxito; para que aprendieran a ser sólo míos, a vivir sólo para Mi, realizando sólo mis deseos.

He querido que tuviesen la impresión de no servir para nada, de ser tenidos por poca cosa, dándoles el gran a don de la humildad del corazón, de la infancia del espíritu, para que pudieran sentirse solo mios y perdieran así el apoyo y la confianza en cualquier otra cosa que no sea Yo misma.

Pero será con estos mis pobres hijos, burlados y pisoteados con los que Yo haré  realidad mi gran designio” (19 Diciembre 1973)

c).- EN SU MEDIO DE DIFUSION.

El medio que ha servido para difundir el M.S.M. en todo el mundo y para hacer comprender su espíritu ha sido el libro  “La Virgen a los Sacerdotes, sus hijos predilectos”

En estos diez años el mismo ha demostrado ser un instrumento precioso para dar a conocer en todas las partes del mundo el “mensaje”  de la Virgen con su traducción a las principales lengua, conocidas, y ha obrado milagros de transformación en numerosísimas almas.

Y sin embargo se presenta como un débil instrumento por su sencillez, por su lenguaje y por la forma de locuciones interiores en que se ha escrito.

¿Cómo no recordar hoy que precisamente a causa de su “debilidad”, el libro, en su primera edición de una veintena de páginas, fue rechazado casi por todos los participantes en el primer Cenáculo del Movimiento, habido el 25 de Septiembre de 1973? He aquí la respuesta de la Virgen: “Tu no has entendido, hijo, que Yo he escogido la necedad para confundir la sabiduría, y la debilidad para derrotar la fuerza.

Es mi voluntad que este pequeño volumen se propague así como está; será el medio con el que lo llamará a muchos Sacerdotes a mi Movimiento, y me formará mi ejercito invencible...Tu poca fe, tu desconfianza en Mi, me aflige hijo. ¿Que temes? ¿De que tienes miedo?. Ora y abandónate a Mi: deja que sea Yo sola la que verdaderamente obre” (27 de Septiembre de 1973).

Esto, diez años han sido la plena realización de cuanto la Virgen prometió con  aquellas palabras: la debilidad del libro ha sido su fuerza y, por su medio, desde todas las partes del mundo, decenas de millares de Sacerdotes han respondido y han enviado su adhesión al M.S.M.

Por lo que, por mi parte, me parece que el modo mejor de festejar su decenio, es el de pedir perdón a la Virgen por todas las veces que le he causado dolor por mi poca fe o por mi falta de confianza en Ella.

Pero ahora, ved por donde, sobre este débil pero precioso instrumento, se dirige la atención y la tensa espera de Sacerdotes, Religiosos/a, y fieles de todas las partes del mundo.

En mi Circular nº  22 del 22 de Agosto de 1981, había prometido que saldría una edición italiana “típica”, a la que todas las otras traducciones se deberían ajustar de manera escrupulosa.

¿Por qué, pues, después de más de un año la “edición típica” no ha salido aun? La razón es sencilla. La Santa Sede encargó a la Curia Arzobispal de Milán de aprobar la introducción hecha por mi Director Espiritual a la nueva edición del libro, en la que se explicara el fenómeno de las locuciones interiores y se diera un criterio de lectura para todos.

La introducción está ahora sometida al examen de la Iglesia y estamos a la espera. Nuestra prohibición de reimprimir copias de las precedentes ediciones deriva de querer vivir el segundo punto del Movimiento, que nos compromete a una leal y límpida fidelidad a la Iglesia. Naturalmente este largo retraso nos entristece un poco a todos, pero ciertamente lo permite la Virgen y entra en su designio.

He tratado de comprender la razón en la oración y me parece haber encontrado sus motivaciones.

Ante todo la Virgen quiere que volvamos al sentido genuino de nuestra pequeñez, de nuestra pobreza, y frente a esta humana impotencia, quiere que nos ejercitemos en la virtud tan amada por Ella, es decir, en la humildad.

Luego, la Madre Celeste quiere verdaderamente que por el Movimiento vivamos sólo de fe y de viva confianza en Ella. En esta circunstancia quisiera repetir a cada uno de vosotros, cuanto la Virgen me dijo, de frente a las dificultades que tuvo el libro al principio para ser acogido: “ Me entristece, hijo, tu poca fe y tu desconfianza. ¿Que temes? ¿De que tienes miedo? Ora y abandónate a Mi, déjame verdaderamente obrar a Mi sola” (27 Septiembre 1973)

Pero el motivo principal es el de hacernos comprender que lo importante no es conocer, sino vivir cuanto está escrito en el 0pusculo.

Con frecuencia se espera la nueva edición para saber que hay de nuevo escrito, cuando el verdadero compromiso está en vivir cuanto, hasta ahora, se nos ha dicho.

En este periodo de espera, quisiera invitar a todos a releer, con el propósito de ponerlo en practica, cuanto se nos ha dicho desde la primera edición hasta ahora. Veríamos entonces cómo nuestra vida debe modificarse aun, para responder al designio que la Virgen tiene sobre cada uno de nosotros; y de este modo cuando salga la edición típica, ni siquiera nos daremos cuenta del tiempo, breve o largo, que la hemos estado esperando.

CONCLUSION

Queridísimo hermano en el Sacerdocio, al fin de esta Circular, cuya extensión con toda seguridad me perdonarás en proporción al gran deseo con que la esperabas, te invito a dar gracias conmigo y con todos al Señor por el don que ha hecho a la Iglesia con esta Obra de su Madre, que es el Movimiento Sacerdotal Mariano.

Y juntos le damos gracias con el espíritu del “Magníficat”. Porque el Señor ha mirado la pequeñez de su Sierva, porque ha depuesto a los poderosos del trono y ha ensalzado a los humildes; porque a los pobres los ha colmado de bienes, mientras a los ricos los ha mandado con las manos vacías.

Después de 10 años de existencia del M.S.M., hoy, con inmensa gratitud, deseamos agradecer a la Madre Celeste el haber Ella misma preparado, querido y formado esta Obra; haberla difundido en todo el mundo; haber llamado a sus hijos de todas las latitudes; haber perdonado nuestras faltas de confianza y todas nuestras limitaciones, nuestros numerosos defectos y faltas de correspondencia, y finalmente el haberla querido tan frágil, tan débil para dar confianza a los frágiles y débiles entre todos sus hijos. Estamos ya a punto de entrar en la luz de la fiesta de la Inmaculada y de la Navidad. Que la pureza inmaculada y virginal de María nos envuelva y nos ayude a ser cada vez más puros de mente, de corazón y de cuerpo, para que podamos difundir en nuestro alrededor el perfume de la gracia divina, del amor y la santidad.

La Navidad nos debe conducir con alegría a la gruta de Belén, para contemplar el gran misterio que se nos revela en el nacimiento de Jesús, nuestro hermano y nuestro Dios. Jesús no ha venido con la prepotencia del dominador ni con la real grandeza  del Mesías por tanto tiempo esperado, sino bajo la tierna semblanza de un niño, que nace en una gruta, se le acuna en un pesebre, es besado y adorado por la Madre y celosamente custodiado por el Padre putativo.

En la noche santa de la Navidad de nuestro decenio quiero meter en el corazón del pequeño Niño Jesús los corazones de los Sacerdotes, de los Religiosos/as y fieles que, en todas las partes de la .Tierra, se han adherido al M.S.M.

Dejémonos todos depositar en la cuna materna del Corazón Inmaculado de María, donde seremos formados en el verdadero ejercicio del amor y de la donación, en la escuela elocuente de este divino misterio de Belén y de Nazaret, que se encierra todo él en el corazón y en la vida de tres en apariencia debilísimas personas: Jesús, María y José.

¡Animo, hermano mío en el Sacerdocio! La luz de la Navidad ilumine el sentido de estos días tan dolorosos de la purificación, que estamos viviendo, porque, nunca como hoy, la Humanidad tiene extrema necesidad de ser salvada por el amor misericordioso de Jesús.

Por esto nos hemos consagrado al Corazón Inmaculado de María,

Por esto oramos unidos, sufrimos y trabajamos incansablemente por el mundo nuevo, que la Virgen día a día prepara y va formando también a través de la Obra silenciosa de todos los que pertenecen al Movimiento Sacerdotal Mariano.

Te deseo mis más afectuosos augurios de paz y bien. Y en el Corazón Inmaculado de nuestra Madre Celeste te abraza y bendice.

Por el MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO:

Don Esteban Gobbi.

 

 

NOTA -

Lº. -La presente Circular nos llegó a primeros de Enero, a pesar de estar fechada el 21 de Noviembre de 1982. Lamentamos el retraso con que la han de recibir, que no es culpa nuestra. Ya en nuestra Circular nº24 preveíamos esta demora.

2º.-Como verán es una Circular larga y densa, en la que D. Gobbi hace un balance-resumen de los 10 años que lleva actuando el M.S.M.

Puede ser que algunos se asusten al ver tantos folios. D. Gobbi nos dice que de ahora en adelante desea escribir “cartas menos largas y más frecuentes”. Vamos a ver si lo cumple. Mientras tanto no caigamos ewn la tentación,tan frecuente hoy dia, de arrinconarlas, o, lo que seria aún peor, tirarlas a la papelera.

3º.-Las Circulares de D. Gobbi en estos diez años han sido con la presente: 23; lo que da una media de poco más de dos Circulares anuales. No son muchas; y por otra parte son los comentarios más auténticos y autorizados sobre el Opúsculo y el “espíritu” del M.S.M. Leámoslas poco a poco pues de circular a circular suelen pasar los seis meses. Aprovechamos para decirles que las Circulares de D. Gobbi las diferenciamos de las de los Responsables Nacionales. Son numeraciones distintas y paralelas. Y así las Circulares de D. Gobbi son, incluida la presente, 23; mientras las de los Responsables son 24. A todos se les alcanzará el por qué: las Circulares de D. Gobbi forman un cuerpo de doctrina acorde con el Opúsculo y el espíritu del M.S.M.; mientras que las de los Responsables son más bien circunstanciales.

Esta observación la hacemos porque algunos nos escriben diciendo que han recibido la Circular nº 24(nuestra) sin haber recibido la 23 (de D. Gobbi).

4º El  P. Arteaga ha estado todo el mes de Diciembre inválido a causa de una caída al bajar del autobús. Gracias a Dios ya le han quitado los vendajes, y con los ejercicios de rehabilitación de músculos, va recobrando su ritmo de trabajo. Agradece y cree haber contestado a todas las cartas recibidas durante todo ese mes, y pide disculpas por los posibles olvidos o retrasos.

5º.-Comunicamos que el nuevo teléfono del P. Arteaga Responsable Nacional es el numero: 457.36.97.

6º -Agradecemos también los donativos recibidos y como siempre recomendamos claridad en las señas de quien nos los envía. Para calles y ciudades mejor usar letras mayúsculas. 

7º.-Por ultimo, preparemonos a secundar las intenciones del Papa con la proclamación del AÑO SANTO EXTRAORDINARIO del 25 de Marzo, fecha muy significativa, al 22 de Abril de 1984, Pascua de Resurrección; ¡ 13 meses!. Será como la parte práctica de sus dos primeras grandes Enciclicas: “Redentor de los hombres” y “ Rico en Misericordia”: Redención y Reconciliación que   coincidirá además con el Sínodo de los Obispos en el próximo otoño sobre la “Reconciliación”.

Será, en las puertas del bimilenario de la Redención, como un aviso, un aldabonazo a la conciencia de los hombres hoy, por desgracia, tan de espaldas a la ley natural y evangélica. Bien pudiera ser que este Año Santo extraordinario fuera la preparación al Reino de Cristo y al triunfo del Corazón Inmaculado de María, tal como nos lo vienen anunciando muchas almas santas. El Venerable Hermano Estanislao José; de las Escuelas Cristianas así lo anunció, y lo pueden leer en el precioso libro “ LA MADRE”,  pág. 34 escrito por el Hermano Ginés de  María, que fue con-novicio y confidente suyo, y que tan unido está a nuestro Movimiento.

Vivamos, pues, nuestra Consagración en vigilante espera como las Vírgenes prudentes.

Reiteramos encarecidamente a cuantos CAMBIAN DE DOMICILIO nos comuniquen el NUEVO, si desean seguir perteneciendo al MS M y recibir las Comunicaciones que emanan del Responsable del mismo. Evitaremos gastos inútiles y molestias para los carteros.

TODAS las POBLACIONES de más de 20.000 habitantes tienen DISTRITO POSTAL asignado por zonas; deben comunicárnosle para facilitar la labor de los CARTEROS.

9º  Hoy día 7 recibimos una carta de D. Renzo, fechada el 2-2-83, en la que nos comunica que le Curia de Milán ha aprobado la INTPUDUCCIÓN del Opúsculo de le edíci6n “típica” italiana. Esperamos poder imprimir lo antes posible nuestra 5ª edición; de ello daremos cuenta oportunamente.