Último boletín:

Circular nº20

¡AVE MARIA! 

Milán, 25 Abril 1980.

EL MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO:

TESTIMONIOS SOBRE SU DIFUSION

NUESTROS CENACULOS

 

LAS PRUEBAS DE LA IGLESIA EN LA PALABRA DEL PAPA

Queridísimo hermano en el Sacerdocio:

Finalmente puedo tornar a ti con esta carta para asegurarte mi afectuoso recuerdo en la oración. Las largas distancias que nos separan, y los numerosos compromisos para con el Movimiento, hacen que las Circulares que puedo escribir sean más raras. Pero en el Corazón Inmaculado de María estoy cada día más cerca de ti. La Virgen une nuestras almas con su beso materno, y las enlaza con el vinculo de su amor inmaculado.

Sobre todo en los momentos de la oración, o del sufrimiento, o cuando te  sientes cansado o desanimado, debes sentir en torno a ti el inmenso ejercito de tus Hermanos Sacerdotes, consagrados a María y que son formados por Ella a través del fuego de innumerables pruebas.

De este modo te sientes animado a superar cualquier dificultad con confianza, y en la certeza de nuestra espiritual unidad.

Todos caminamos por la misma senda, nutridos, formados y llevados por María. Somos los Sacerdotes consagrados a su Corazón Inmaculado para reflejar su luz por doquier; somos sus hijitos que nos hace crecer y somos vestidos por Ella; somos sus apóstoles, llamados a llevar a cabo una gran misión en los difíciles tiempos que vivimos.

El camino que debemos seguir es el trazado por Jesús, y que la Virgen ha sido la primera en recorrer; es el del testimonio, de la oración, del silencio,  del  sufrimiento, del martirio interior, del Calvario, de la Cruz. Por este camino avanzamos todos nosotros; por el mismo camino avanza el M.S.M., esta obra que la Virgen conduce, según un designio trazado por Ella en todos sus detalles, para el cercano triunfo de su Corazón Inmaculado.

Ciertamente no es un camino fácil el que juntos recorremos, salpicado de zarzas y acechado por serpientes, pero somos auxiliados por la Madre Celeste que nos acompaña, nos sostiene, nos levanta cuando caemos y nos alienta en los momentos en que sentimos  todo el peso de nuestra debilidad. Si Ella nos pide que no busquemos ningún apoyo humano es para ofrecernos el cobijo de sus maternales brazos; y si nos invita a  no buscar seguridades humanas es porque quiere darnos solo el seguro refugio de su Corazón Inmaculado.

Mi queridísimo Hermano Sacerdote, entremos pues juntos en los más íntimo del Corazón Inmaculado de María. Entonces estaremos inundados por tanta Luz, y atraídos por un esplendor que se hará potente, cada vez más potente, ya que, en ningún lugar del Universo creado, resplandece de manera tan perfecta la Luz de la Santísima Trinidad como en el Corazón Inmaculado de María

En esto consiste la esencia de nuestra Consagración. Ha llegado el tiempo en que todos debemos vivirla con particular consciencia sin más dudas ni perplejidades.

“Ha llegado el tiempo en que todos debéis vivir confiadamente y sin reservas la consagración que me habéis hecho. Por eso quiero poner mi Corazón Inmaculado en lugar de los vuestros, repletos de pecado, para daros mi misma capacidad de amar, y deeste modo trasformar interiormente la vida de cada uno de vosotros”(7-7-1979)

He aquí el signo que garantiza la presencia de María en la vida de cada uno:

Nuestro pequeño corazón transformado por su Corazón Inmaculado, inmenso y dolorido. Una capacidad de amar, que se hace siempre más grande y que se abre a todos, en particular para con los más abandonados, los más atribulados, los más alejados,  mientras nuestra vida se transforma continuamente para  convertirse en una autentica copia de la vida de Cristo.

Es Jesús el que resplandece en la palabra, en la acción y en la vida de sus Sacerdotes: esta debe ser la conclusión que  comporta nuestra consagración a María.

Por esto, es necesario recorrer el sendero de la consagración con valor, sin dejarse paralizar por las distracciones y las dificultades; sin mirar  a derecha e izquierda, sin esperar elogios de nadie, sin temer críticas ni desprecios.

La Iglesia vive ahora pruebas dolorosas y el mundo no parece acoger la invitación a apartarse de un camino que lo puede llevar a su misma destrucción.

Y sin embargo: “Todo puede cambiarse todavía sí vosotros, mis pequeños,  escucháis mi voz y os unís con la oración a la incesante intercesión de Vuestra Madre Celestial. (7-10-1979).

Nunca como ahora la última posibilidad de salvación pasa a través de los Sacerdotes. He ahí la razón del M.S.M., esta gran obra de amor del Corazón Inmaculado  de María. Con ella, la Madre Celeste llama a todos los Sacerdotes sus hijos predilectos; les invita a entregarse completamente a Ella, para dé este modo hacer que Jesús reviva en ellos y hacerlos sus Apóstoles para la renovación de la Iglesia y la salvación del mundo. Muchos Sacerdotes del Movimiento -y de ellos algunos los he conocido personalmente- nos siguen ya en la Luz del Paraíso que les ha acogido.

“A muchos de vosotros los he llamado para llevarlos allá arriba, al Paraíso, para formar la gran corona de gloria de Jesús y Mía.” (31-12-1979).

Sintamos cerca de nosotros a todos estos nuestros hermanos difuntos, porque ahora son mucho más activos y poderosos y siguen formando en las filas de nuestro Ejército reclutado por la Celestial Capitana.

Permanezcamos unidos entre nosotros. Todos los días, en el Cáliz del Sacrificio Eucarístico, deposito las almas y los corazones de todos los Sacerdotes del M.S.M.  esparcidos por todas las partes del mundo. Para ellos es mi oración, mi fatiga, mi oblación y mi pequeñez.

Me siento, sin embargo, cercano con particular afecto  a aquellos Sacerdotes que sufren con motivo de enfermedades o pruebas espirituales: y los que se sienten solos, abandonados; y a los diseminados en las misiones de América, Asia y Africa; y de los que sufren persecución y prisión; y a los que son tentados y se les tienden asechanzas.

¡Animo, hermano Sacerdote!. No te consideres ya solo; estamos todos unidos en el Corazón Eucarístico de Jesús y en el Corazón Inmaculado de María.

Y es a causa de nuestra pequeñez y de nuestra debilidad y fragilidad por lo que la Virgen ha vuelto sobre nosotros sus ojos misericordiosos y nos ha llamado a tener parte en su Obra, que Ella misma, en el silencio y en el retiro, está haciendo florecer  en todas las partes del mundo para preparar a la Iglesia  a una nueva y maravillosa primavera.

TESTIMONIOS SOBRE SU DIFUSION

Entresaco tan sólo algunos párrafos de algunas cartas que me han llegado aquí a Milán, al Centro del Movimiento. Hay otros testimonios bellísimos en las sedes de los varios Centros nacionales, en donde se reciben las adhesiones de los Sacerdotes.

De los mismos aparece claramente como el M.S.M. continúa expandiéndose por todo el mundo, y como logra penetrar profundamente en la vida de numerosos hermanos nuestros en el Sacerdocio.

a) De AMERICA.

*Desde el CANADA me escribe el P. Felipe Roy, Responsable del M.S.M..

“Son mas de 800 los sacerdotes que, en Canadá, han enviado su adhesión al MSM. Se ha traducido el Opúsculo en sucesivas ediciones al ingles y al francés; toda mi jornada transcurre respondiendo a las cartas de los Sacerdotes, cuidando los Cenáculos y enviando a diversos Piases los Opúsculos del Movirniento1que me piden por todas partes.” 

*Desde los ESTADOS UNIDOS, escribe el Responsable del Movimiento, P.Alberto Roux:

“En los Estados Unidos han enviado hasta ahora su adhesi6n al MSM: 24 entre Obispos y Arzobispos; 2.226 Sacerdotes; 72 Diáconos; 86 Seminaristas. En total se han adherido 2.322 Eclesiásticos. Luego hay también algunos millares de Religiosas y fieles. Los Cenáculos se celebran en todas las partes de los Estados Unidos. En 1979 se han celebrado mas de 51 Cenáculos de Sacerdotes y 15 de Religiosas y fieles.

Quedamos a la espera de la visita de D. Esteban en 1980 para así poder una vez mas recorrer los Estados Unidos celebrando Cenáculos y poder ofrecer a muchos Obispos, Sacerdotes, Religiosos y laicos la posibilidad de poder participar en ellos. Aquí entre nosotros, no obstante las dificultades encontradas, el MSM está en continua expansión y todos los días recibimos adhesiones de nuestros Sacerdotes.”

*Desde MEJICO el P. Jorge Masi, Responsable del Movimiento:

“... te doy alguna noticia del MSM en Medico y alrededores: las adhesiones de Obispos y Sacerdotes han llegado ya a 180, y yo tomo solamente en consideración las que me llegan por escrito. Como mando Opúsculos a Panamá, al Salvador, a Guatemala, a Colombia y a Venezuela, me llegan también adhesiones desde esos Países.

Aquí en Méjico se efectúan Cenáculos de oraci6n y fraternidad todos los meses en Guadalajara, Durango, Mazatlán, Taxcala, Mérida, Querétaro, Ciudad de Méjico y San Juan de los Lagos. He mandado ya a la imprenta la traducción de la décima edición italiana del Opúsculo y la Circular nº 19 que enviaré a todos los inscritos.”

*Desde EL BRASIL el P. Patricio Codermaz, uno de los responsables del MSM:

“La Madre del Cielo me concede el placer de poder expedir a Milán el elenco de los Sacerdotes inscritos en nuestro Movimiento. Pertenecen al sector del extremo Sur del Brasil, con cinco Estados: Paraná, Santa Catalina, Río Grande do Sul Mato Grosso y Mato Grosso do Sul... recibiréis los nombres de los inscritos del resto de El Brasil a través del P. Angel Angioni, quien ha tomado a su cargo la traducción e impresión de la 10ª Edición italiana del Opúsculo, y que fue quien recibió a D. Esteban cuando vino a hacer el Cenáculo de tres días en Sao Paulo. ...los Cenaculos se están desarrollando por doquier; recibimos adhesiones de Religiosas (entre ellas las Carmelitas de Curitiba), y de muchos fieles.”

*Desde LA ARGENTINA escribe el P. Silvio Veriturini:

“...también en Buenos Aires ha sido impresa en lengua castellana la 10ª Edición italiana del Opúsculo. El MSM continúa difundiéndose por toda La Argentina,  y se celebran mensualmente Cenaculos en Buenos Aires, Paraná, Santa Fe y Rosario.

Monsenor Sapelak, que conoció a D. Esteban durante un Cenáculo tenido por el en Buenos Aires, ha sido nombrado recientemente Exarca de los Ucranianos de toda Argentina y ha manifestado el propósito de difundir el MSM entre todos los Sacerdotes ucranianos."

* Desde  CHILE el P. Remigio Scheider, uno de los Responsables del NSM:

“El MSM se ha difundido por todo Chile. Tenemos regularmente Cenáculos y esperamos con ansia la venida de D. Esteban entre nosotros. Nuestro Obispo ha sido el primero en mandar su adhesi6n al Movimiento, pero en Chile hay otros muchos Obispos que nos han manifestado su vivo entusiasmo de pertenecer a esta obra de la Madre Inmaculada.”

*Desde EL ECUADOR escribe el P. René Simón de los Redentoristas de Guayaquil:

“Me causa gran placer comunicar que. en Guayaquil se ha formado otro Centro del MSM. Al termino de los Ejercicios Espirituales del clero diocesano, nos hemos reunido el Arzobispo; el Obispo, el Vicario General, el Presidente del Tribunal Eclesiástico, el Director Diocesano de la Catequesis y un buen número de Párrocos, y juntos hemos recordado las obligaciones del Movimiento y hemos hecho nuestra consagración al Corazón Inmaculado de María. Además son ya algunos centenares de Religiosas y fieles los que se han adherido...; muchos Sacerdotes aseguran que han hecho su consagración sin haber, no obstante, enviado ninguna carta de adhesión. Decís que habrá unos veinte mil Sacerdotes inscritos en todo el mundo. Yo creo sin embargo que la mayor parte de los Sacerdotes ha hecho personalmente su consagración sin haber enviado. a ningún Centro la carta de adhesión. Por otro lado se precisa claramente que esta carta no es una condición indispensable para pertenecer al MSM.”

b).- De ASIA.

*Desde EL JAPON escribe el responsable del Movimiento P. Buenaventura Tonutti:

“He aquí algunas noticias: Hemos hecho el Cenáculo Nacional en Kyoto.  Estaba presente el Obispo de Akyta, dos Vicarios Generales y muchos Sacerdotes japoneses y misioneros. Todos son entusiastas del Movimiento y se han sentido felices. La Virgen ha mostrado su bondad concediéndonos este gran acontecimiento. En estos días hemos hecho otro Cenáculo en Tokio. Las adhesiones de los Sacerdotes van en aumento, como también el Movimiento se difunde de continuo entre las Religiosas y los fieles...  se ha agotado ya la cuarta edición japonesa del Opúsculo y ya está en prensa la quinta edición que traduce la décima edición de Italia. Me llegan numerosas peticiones de todos los lugares del Japón.”

*Desde FORMOSA el franciscano P. Celestino Nardón.

“El MSM se difunde según el designio de la Divina Providencia. Gracias a Dios se interesa mucho por su difusión nuestro Vicario Provincial P. Shiue con su secretario P. Lee. Sus Circulares, números 16, 17, 18 y 19 han sido traducidas al chino. Se están organizando Cenaculos con algunas dificultades a causa de la diversidad de lenguas. Sin embargo el Opúsculo en lengua china está muy difundido y se ha distribuido incluso en la China Continental. Todos los Sacerdotes chinos y los misioneros poseen el Opúsculo en su lengua y se solicita también mucho por los laicos, especialmente por las Religiosas.

*Desde HONG- KONG. el. P Silvio Lonazzi, Responsable del Móvijniento:

“También aquí el MSM está muy difundido Su primer infatigable apóstol fue- el siervo de Dios P. P. Gabriel Allegra, sepultado en cementerio de la ciudad y al que se le recuerda con mucha frecuencia por todos. Todos los meses nos reunimos en la Capilla del Palacio Episcopal para el Cenáculo Sacerdotal. Ponemos también en su conocimiento que dicho Cenáculo se hace también en la casa de los Salesianos de Macao, donde el primero que mandó su fervorosa adhesión fue el Obispo Monseñor Arquiminio de Acosta.”

*Desde LA INDIA escribe uno de los responsables del Movimiento P. Rosario Stroscio:

“En La India hemos impreso ya nuestra tercera edición inglesa del Opúsculo que corresponde a la novena italiana. Se imprimieron 7.000 ejemplares que se distribuyeron un poco por todas partes. Yo tengo a mi cargo el norte de la India, Mientras que del centro y de la parte meridional se ocupa el carmelita P. Anastasio Gómez, quien ha recogido ya más de quinientas adhesiones sacerdotales. Esperamos con ansia la venida de D. Esteban. Para la India doce días son pocos días. Eche un vistazo al mapa, añada cómo funcionan aquí los medios de comunicación, y.... entonces no hay otra solución que dar a la India veinte días. Hemos hecho un programa indicativo: Calcuta, Madrás, Bangalore, Mangalore, Goa, Bombay....

*Desde las ISLAS FILIPINAS escribe el P. Juan Tarditi, Responsable del MSN:

“En Las Filipinas se han adherido al MSM más de 300 Sacerdotes, esparcidos un poco por aquí y por allá, y el Movimiento se está difundiendo rápidamente entre los seminarista, las Religiosas, y los laicos. Además de algunos Obispos, se han adherido también los dos Cardenales: el Cardenal Sin de Manila y el Cardenal Rosales de Cebú. Nos acabamos de reunir en un Cenáculo en la casa del Cardenal Sin en Manila; había Sacerdotes que venían de los lugares más apartados. Todos contaron experiencias maravillosas y cómo se adhirieron al Movimiento. Hemos acordado hacer en Manila un Cenáculo para Sacerdotes cada dos meses, seguido de un Cenáculo para Religiosas y los fieles.

Como usted bien sabe, Las Filipinas se dividen en tres grandes grupos de islas con tres diversos grupos de lenguas y culturas; esperamos que cuando venga D. Esteban pueda detenerse de modo que las visite todas. Precisamente, mientras estoy a punto de terminar esta carta, me llega un manojo de nuevas adhesiones de Sacerdotes filipinos, que han sido enviadas a los Estados Unidos. La mayor parte pertenecen a la Diócesis de Cebú, donde el Cardenal Rosales es el gran propagandista del Movimiento, como el Cardenal Sin lo es aquí en Manila.”

c).- De OCEANIA.

Dessde AUSTRALIA escribe el P. Arturo Maher, Responsable del MSM:

“Hemos comenzado a hacer los primeros Cenáculos con los Sacerdotes y con los laicos en San Pedro Julián, en Sidney. El MSM se está extendiendo lentamente en toda Australia a través de la edición inglesa del Opúsculo, que nos ha llegado desde Irlanda, del Canadá, de los Estados Unidos y de Filipinas.  Estamos en espera de que venga D. Esteban para hacer aquí también Cenáculos. Estos días iremos al Cardenal de Sidney y a los otros Obispos para preparar en las diversas Diócesis el programa de Cenáculos Sacerdotales.”

d).- De AFRICA.

*Desde KENYA el comboniano P. Aldo Codignola:

“He participado en el Cenáculo tenido en Nairobi por los Sacerdotes consagrados a María. El día 2 de Febrero tendremos otro Cenáculo en Eldoret con los Sacerdotes de la misma Diócesis. ¡Que venga Pronto el triunfo del Corazón Inmaculado de María que con su Movimiento consigue tan grandes frutos de bien en las almas de muchos Sacerdotes Religiosas y fieles que aquí son tan ardientes y devotos de la Santísima Virgen!”

*Desde EL ZAIRE el P. N´Zita:

“En nombre de Monseñor Lubaki, Obispo de Matadi, soy el encargado de decirle que le esperamos para hacer, en su Diócesis, Cenáculos Sacerdotales durante su próxima visita a El Zaire. D. Esteban se hospedará en casa del Sr. Obispo que se encargará de disponer todo para los viajes, de modo que se puedan celebrar Cenáculos por todas partes con los Sacerdotes, las numerosas Religiosas y  los fieles.”

*Desde ANGOLA  el misionero P. Angel Paiani:

“Su Excelencia Andrés Moaca, nuestro Arzobispo, en nombre de la Conferencia Episcopal de Angola, ha invitado oficialmente a venir a Angola a D. Esteban para celebrar por doquier Cenáculos. ¡Quiera la Madre Celeste que también sus hijos que trabajan y sufren en Angola puedan oír la voz de su hermano mayor!. Se teme, sin embargo, que no se le permita la entrada. Entonces hemos comenzado a hacer Cenáculos y a orar para que todo resulte bien. Nuestra querida Angola ha sido consagrada al Corazón Inmaculado de María más de una vez, incluso recientemente. La Virgen, por consiguiente, tendrá piedad de este su pueblo que ha sufrido tanto y continúa sufriendo mucho.”

*Desde COSTA DE MARFIL escribe el P. Juan D´Ercole, Responsable del MSN en los países africanos de lengua francesa:

“E1primero de Enero consagré mis dos Parroquias y los pueblos al Corazón Inmaculado de María. Ha sido una celebración llena de fe y de alegría. Ahora esta consagración se hace familia por familia y la renovamos todos juntos aquí en la Parroquia todas las mañanas a las seis treinta antes de la Santa Misa. Además hemos decidido que, todos los primeros sábados de mes, rezaremos solemnemente el Santo Rosario meditado, seguido de la celebración de la Santa Misa y de la Consagración al Inmaculado Corazón con la fórmula del MSM. Hemos comenzado el primer sábado de Enero. ¡Que hermoso Cenáculo hemos tenido!”

*Desde UGANDA el misionero P. Jose Ambrosi:

“Hace tan sólo unos días recibí la Circular nº 18. Ha sido para mi un dulce re galo de la Madre Celeste que me trae la unidad y el afectuoso recuerdo de todos... porque, querido D. Esteban, también yo me encuentro entre los que viven en los lugares más remotos, o se encuentran aislados, o llevan el peso del sufrimiento... Todo esto lo he experimentado durante la guerra de Amín, cuando en Uganda se ha vivido una situación dramática. ¡Cuánto sufrimiento! ¡Cuanta sangre!. Nuestros sacerdotes africanos y misioneros, martirizados; los otros, atormentados; y todos obligados a permanecer aislados, imposibilitados de visitar nuestras cristiandades, que a pesar de todo, han dado pruebas de verdadero heroísmo... Pero todo esto ha continuado después de la guerra que nos ha dejado quebrantados, diezmados y necesitados.

Tengo una Parroquia vastísima. He logrado implantar 16 nuevas Capillas y 20 pequeñas escuelas de Catecumenado. El día 8 del pasado mes de Diciembre fui a nuestro Santuario de la Virgen Sultana de Africa para renovar mi consagración al Corazón Inmaculado de María y consagrar, junto conmigo, a mis 15.000 cristianos y los 15.000 todavía paganos. La tarde del 9 de Diciembre, domingo, se llegaron hasta la Misión tres exsoldados de Amin,  prófugos; mataron á uno de nuestros cristianos que montaba la guardia de la Misión y me dispararon cuatro tiros, de los que tan sólo uno que iba dirigido al corazón, por verdadero milagro de la Virgen, me hirió el brazo, astillando totalmente el hueso; pero puedo curar.... ¿Sabe que nuestra Diócesis de Arua, patria del musulmán Amín, debía ser destruida...? El Obispo, apenas conocida la noticia, exhorto a todos los cristianos a recurrir con confianza a la Virgen Sultana de Africa con el rezo diario y comunitario del Santo Rosario en todas las Capillas de todas las aldeas. Y Arua se salvó.”

*Desde MADAGASCAR escribe Monseñor Juan María Rakotondrasoa, Obispo de Antisirabe:

“Soy Obispo desde el 12 de Mayo de 1974. He leído y releído el Opúsculo “LA VIRGEN A LOS SACERDOTES SUS HIJOS PREDILECTOS” Me ha agradado mucho. Su simplicidad me ha conmovido. Amo al MSM tal como ha sido ideado. Los Sacerdotes me han pedido sea su protector en este Movimiento. Ruego me inscriba entre los miembros del MSM.. También los seminaristas de mi Diócesis me han pedido inscribirse, sin hablar del gran número de Sacerdotes diocesanos.”

e).- De EUROPA

En Europa el MSM se encuentra ya bastante difundido en todos los Países y funcionan por doquier Centros nacionales que se cuidan de las varias ediciones del Opúsculo y también de la formación de pequeños Cenáculos.

En Europa Occidental son mas de 11.000 los Sacerdotes que han enviado su adhesión al MSM, de los que: Italia cuenta con 3.300; Alemania, con 1.500; Austria,  con 800; Francia, con 2.000; Portugal, con 1.500; España, con 800; Bélgica y holanda, con 600; Irlanda, Inglaterra y Escocia, con 500

Son ya tres años consecutivos los que visito todos los países de Europa para hacer Cenaculos Regionales, y he podido observar por doquier personalmente una creciente y más viva participación de Sacerdotes, Religiosas y fieles.

Las cartas de adhesión de los Sacerdotes al MSM se envían ya a los Responsables Nacionales de cada uno de los países, y éstos me escriben que son tan bellas y significativas que por si solas constituyen un verdadero florilegio. Si fuesen publicadas se verla cómo la Madre Celeste forma y trasforma a sus hijos predilectos en el Jardín de su Corazón Inmaculado. Me limito por tanto á citar tan sólo algunos párrafos de dos cartas provenientes de Polonia y de Checoslovaquia.

*Desde POLONIA escribe el P. Cipriano Kubik de Cestochowa:

“Le comunico que el MSM en Polonia continúa difundiéndose y los Sacerdotes tenemos nuestros Cenáculos de oración.

Le comunico también que el Obispo Esteban Barela, Ordinario de nuestra Diócesis, le va a invitar a venir a Polonia. La invitación oficial le será entregada en Roma, y el Secretario de nuestra Conferencia Episcopal hará todo lo posible para obtener su visado. Así nuestros Sacerdotes podrán venir de todas partes para encontrarse con usted en los Cenáculos. Confiamos que la Santísima Virgen removerá todos los obstáculos y nos mandará a su D. Esteban, y así será de gran alegría y utilidad para todos.”

*Desde CHECOESLOVAQUIA  escribe el dominico P. Muller:

“Os doy las gracias de todo corazón por el libro LA VIRGEN A LOS SACERDOTES SUS HIJOS PREDILECTOS. Sin exageración, os digo con toda franqueza: el libro ha sido para mí el regalo más grande de Navidad. Con esta lectura envío mi plena adhesión al MSM. Es cierto que hace ya unos cuarenta años hice mi consagración a la Virgen, según la doctrina y enseñanzas de San Luis de Montfort, pero me adhiero a este Movimiento con todo el corazón. Ruego acoja en el MSM a todos los Dominicos de Eslovaquia: Padres, Hermanos, Hermanas, sobre todo a nuestra Congregación de Hermanas Dominicas de la Orden Tercera. Así, dentro de este santo Movimiento, quiero también yo realizar mi vocación sacerdotal y dominicana en Eslovaquia.”

De estos testimonios se tiene clara confirmación de cómo obra la Virgen en persona en el silencio y en lo oculto; y, valiéndose de la oración y del sufrimiento de muchos de sus hijos, difunde su obra de amor en todas las partes del mundo, de modo que la Iglesia Universal puede ser ayudada por Ella para sostener las dolorosas pruebas a las que hoy está sometida.

NUESTROS CENACULOS

Continúan en todas partes los Cenáculos de los Sacerdotes Consagrados al Corazón Inmaculado, que ofrecen a todos la posibilidad de reunirse en fraternidad y en oración con María

a).- LOS CENACULOS REGIONALES.

También este año he tratado de trazarme un programa que me permita participar en los Cenáculos regionales tanto en Italia como en el extranjero. En realidad es un programa muy agobiante, cuya realización dependerá del beneplácito de la Divina Providencia y de las disposiciones de nuestra Madre Celeste. De todos modos me encomien do a las oraciones de todos para que me sostenga en mi fatigoso camino. 

En Italia hemos tenido ya Cenáculos en las principales regiones durante los meses de marzo y abril: en Milán para la Lombardía; en Udine para Friuli y Venecia-Julia; en Vicenza para el Veneto; en Imola para la Emilia y la Romaña; en Loreto para Las Marcas; en Chieti para Los Abruzzos y El Molise; en Florencia para La Toscana;en Collevalenzza para La Umbría; en Nápoles para La Campania; en Roma para El Lacio y en Génova para La Liguria.

Han sido Cenáculos particularmente logrados por la sentida participación de los Sacerdotes y por una extraordinaria afluencia de fieles, a pesar. de ser días laborables. Casi siempre han estado presentes en los Cenáculos los Obispos Ordinarios del lugar

Del 3 al 20 de Mayo haré Cenáculos en las principales Regiones de Australia, Suiza y Alemania; del 26 de Mayo al 5 de Junio, en Francia; del 15 al 30 de Junio, en España y Portugal, terminando con el encuentro de los Sacerdotes portugueses del MSM que se tendrá en Fátima.

Después del período estival: Del 1 al 25 de Septiembre partiré para los Estados Unidos para tener allí Cenáculos Regionales; del 25 de Septiembre al 1 de Octubre, en  las Islas Filipinas; del 15 al 31 de Octubre, en Australia; y del 1 al 20 de Noviembre en La India.

Luego, después de un breve periodo de reposo, tengo vivos deseos de volver a hacer Cenáculos en el mayor número posible de países de Africa y en Madagascar.

Los pequeños Cenáculos continúan desarrollándose de manera espontánea, especial mente después de mi última Circular nº 19, que se ha traducido a diversas lenguas, y que ha servido de válida ayuda para continuar por doquier en la preciosa experiencia de orar juntos con María y en fraternidad.

Invito a todos a continuar, sin dar lugar al desaliento por las eventuales dificultades que se pudiesen encontrar y sin mirar nunca al número de los participantes. Entonces nos ayudaremos recíprocamente a vivir bien nuestra consagración.

Todavía no se ha establecido nada en concreto para los Ejercicios Espirituales que, el año pasado, como sabéis, se hicieron en Fátima. En esto nos confiaremos con simplicidad a lo que disponga nuestra Madre Céleste. Se nos orienta a hacerlos de modo alternativo: un año los haríamos juntos, y otro año, por grupos lingüísticos. Pero nada ha sido establecido definitivamente.

Invito, por el contrario, a todos los Responsables Nacionales a hacer todo lo posible para mantenerse en frecuente contacto con el Centro del MSM en Milán, Via Mercalli, 23, sobre todo comunicando noticias sobre la difusi5n del Movimiento y párticipándome alegrías, sufrimientos y las dificultades que se puedan encontrar. Y, naturalmente, no dejemos demasiado inactivos a nuestros Angeles Custodios, vista la perfecta eficiencia de los servicios postales... Al señalar una variación de dirección, es mejor precisar junto con la  nueva residencia también la antigua dirección.

b).- MI VIAJE A AFRICA.

Ha sido para mí la más bella experiencia, tal vez porque la precedieron grandes dificultades y también porque de manera extraordinaria he experimentado el auxilio y toda la premurosa delicadeza de nuestra Madre Celeste.

En 20 días he visitado cuatro Estados; Kenya, Camerún, Senegal y Marruecos, haciendo 15 Cenáculos con los Sacerdotes, dos Cenáculos en los Seminarios Nacionales, donde estudian los teólogos de los respectivos países, y otros muchos Cenáculos con las Religiosas y fieles. Me he entrevistado con dos Cardenales africanos (con el de Nairobi y el de Dakar), con cuatro Obispos africanos que han participado en nuestros Cenáculos y he tenido un coloquio con dos Nuncios Apostólicos que conocen y alientan el MSM. Ha sido asimismo muy notable la participación de los fieles. ¿Cómo no recordar el gran número de fieles entre los que había muchísimos jóvenes y niños, en la Catedral de Nairobi, durante toda la jornada de nuestro Cenáculo, terminada con la consagración al Corazón Inmaculado de María?

He recorrido toda Kenya hasta Eldoret, Kitale, Kapenkuria a escasos kilómetros de la frontera con Uganda, llevado a todas partes en su automóvil por el infatigable misionero comboniano del Movimiento, P. Aldo Codignola.

En Douala (Camerún) fui huésped del Obispo, mientras en El Senegal me hospede en el “Foyer de Charité” cuyo director el P. Pagnoux es también Responsable del MSM. Hemos estado en varias partes del Senegal hasta la Diócesis más meridional de Zinguijor confinante con Guinea Bisau, y allí fui huésped del Obispo y tuvimos Cenáculos para los misioneros, para los Sacerdotes africanos, y en la Catedral para todas las Religiosas y los fieles.

Recuerdo el Cenáculo hecho en el Seminario Menor donde 150 seminaristas africanos hicieron su consagración al Corazón Inmaculado de María, y el tenido en dos Monasterios de Clausura de Monjas Carmelitas y Benedictinas.

He tenido también la agradable sorpresa de visitar un villorrio en medio  de la sabana, donde bauticé a dos neonatos africanos, poniéndoles el nombre de Juan Pablo y de Ana María.

En Marruecos estuve en Marrakesh, en Casablanca y en Rabat para tener Cenáculos con los Sacerdotes y con los fieles, siempre acompañado por el Arzobispo que me hospedó en su casa y se portó conmigo mejor que un padre.

Si la Madre Celeste ama con amor de predilección a todos sus Sacerdotes, debe reservar una particular ternura para con estos sus hijos predilectos que viven en medio de graves dificultades y en medio de tan extremada pobreza con tal de llevar a todos el anuncio del Evangelio.

c).- LAS VARIAS EDICIONES DEL OPUSCULO

El Opúsculo LA VIRGEN A LOS SACERDOTES SUS HIJOS PREDILECTOS continúa traduciéndose e imprimiéndose en sucesivas nuevas ediciones, en tal medida que no se puede explicar si no es admitiendo una particular intervención de nuestra Madre Celeste.

La décima edición italiana, por ejemplo, ha sido traducida al inglés e impresa en sucesivas ediciones en Irlanda, Canadá, Estados Unidos, Filipinas e India. La francesa ha sido impresa en diferentes ediciones editadas en Francia, Bélgica y Canadá. La portuguesa. ha sido impresa en Portugal y Brasil. La española, en España, Méjico, Argentina y Chile. La alemana, en Alemania y Austria. Ha salido ya la quinta edición japonesa; la tercera en China; la polaca, impresa en Estados Unidos, etc.

Como ya he puesto de relieve en las circulares precedentes, el Opúsculo es el medio que la Virgen ha escogido para difundir por todo el mundo su Obra de amor entre los Sacerdotes. Con él  la invitación de la Madre Celeste puede llegar verdaderamente hasta los  últimos confines de la tierra., y por su medio. se operan admirables tras formaciones en las almas de tantos hijos suyos predilectos. Cada carta que recibo es una admirable confirmación. Entresaco algunas expresiones de una carta recibida recientemente de un Sacerdote: “... a través de las palabras del Opúsculo, la Virgen me ha hablado con inmensa caridad y misericordia. Después de 40 años de sacerdocio frío y desorientado, quiero volver a ser novel Sacerdote en el Corazón Inmaculado de la Madre de Jesús y nuestra. Y hoy doy mi formal adhesión al MSM. ofreciendo la Misa por la conversión de los Sacerdotes extraviados; prometiendo a la Virgen, mi Madre Salvadora, amarla y obedecerla en todo y por todo, según cuanto Ella misma nos ha hecho conocer en el libro “La Virgen a los Sacerdotes sus hijos predilectos”... Ahora debo rehacer mi vida sacerdotal: 40 años de Sacerdocio flojo y estéril por mi exclusiva maldad. Ojalá pudiera ser hijo y esclavo perfecto de una Madre tan buena en los años que la Divina Providencia me conceda todavía de vida...”

La décima edición italiana del Opúsculo está ya agotada, por lo que se hace indispensable el trabajo de preparación de la undécima edición, la cual, como de costumbre, será expedida a todos los Sacerdotes que, en Italia, han enviado su adhesión y a todos los Responsables Nacionales para sus respectivas traducciones. Doy las gracias a mis hermanos Sacerdotes por su espontánea y generosa participación en los notables gastos que se deben sostener.

LAS PRUEBAS DE LA IGLESIA EN LA PALABRA DEL PAPA

También con esta Obra suya, que a través de las varias traducciones del Opúsculo se ha difundido por todo el mundo, la Virgen ayuda a la Iglesia, de la que es Madre, a superar sus dolorosas pruebas.

a).- LAS PRUEBAS DE LA IGLESIA.

El Santo Padre, hablando en la Plaza de San Pedro en el momento del Angelus, decía en el primer domingo de Cuaresma:

“Son diversas las pruebas a las cuales el Señor somete a su Iglesia: internas y externas. No es necesario nombrarlas aquí. La Iglesia vive en medio de los hombres y los pueblos. La Iglesia es testigo de las generaciones y de los siglos. No puede estar ausente de las pruebas y los sufrimientos.

Es necesario que la Iglesia de nuestros tiempos, la Iglesia del año del Señor 1980 (del penúltimo decenio de este siglo) SEA PLENAMENTE CONSCIENTE DE LAS PRUEBAS QUE ATRAVIESA.

Debe también ser consciente de las tentaciones a las que este tiempo la somete....el hombre de hoy -la humanidad- se encuentra de frente a tales tentaciones, a una tal amenaza del mal como tal vez nunca hasta ahora ha experimentado. La Iglesia, que debe servir a los hombres, a todos y a cada uno -enseñando la conversión- debe también ella convertirse a Cristo en la medida de las necesidades de los hombres, en la medida de las amenazas que pesan sobre la humanidad y también en la medida de las pruebas a las que ella misma -la Iglesia- está sujeta”. (Juan Pablo II, 24-2-1980)

Con fecha 9 de Marzo de 1979, está escrito en el Opúsculo:

“Os he indicado los signos del crudo invierno que ahora está viviendo la Iglesia en la purificación que ahora alcanza su vértice más doloroso. La Esposa de mi Hijo Jesús aparece todavía llagada y obscurecida por SU ADVERSARIO que parece cantar completa victoria.

El está seguro de haber vencido dentro de la Iglesia por la confusión, que ha subvertido muchas de sus verdades; por la indisciplina3 que ha hecho se propague el desorden; por la división, que ha atentado a su unidad interior; por la persecución hecha con engaño y a la chita callando y que la ha crucificado de nuevo.”....”...este es el tiempo del sufrimiento para la Iglesia porque la infidelidad se propaga, y el compromiso con el espíritu del mundo ha logrado seducir incluso a algunos que tienen grandes responsabilidades.” (8-12-1978)

b).- LA PRESENCIA DE MARIA.

Nunca, como en los tiempos presentes, la Virgen está junto a la Iglesia con toda la premurosa asistencia y la delicadeza de su amor maternal.

“Yo misma, como Madre, te asisto en esta agonía de tu dolorosísima purificación Te recibo en mis brazos maternales y te estrecho sobre mi Corazón Inmaculado. Como Madre, derramo bálsamo sobre tus heridas y espero la hora de tu curación perfecta. Yo misma, cuando llegue esta hora, te curaré.” (15-1-1977)

“... Yo misma he iniciado mi Obra de socorro materno a través de los que responden a mi urgente invitación a combatir el pecado; a orar, a sufrir, a amar y a reparar...  a través del ejercito de mis Sacerdotes he comenzado ya mi acción victoriosa que hará resplandecer sobre el mundo entero mi Corazón Inmaculado.... recojo a mis hijos buenos y dóciles para reconstruir juntamente conmigo cuanto el Maligno y sus secuaces destruyen. De este modo la renovación de la Iglesia y del mundo ha comenzado ya. Acontece en el silencio porque el ruido no se ajusta a la acción de vuestra Madre Celestial. Acontece en el recogimiento y la humildad.” (8-12-1978)

La particular presencia de María en la historia de la Iglesia ha sido subrayada por el Santo Padre en el discurso de clausura del SINODO HOLANDES con estas palabras:

“María se encuentra íntimamente unida a la Iglesia, de la que es modelo en el orden de la Fe, de la Caridad y de la perfecta unión a Cristo. Así, en respuesta a nuestra devoción y a nuestra oración, María reúne y refleja, en un cierto sentido, en Sí misma las más altas aspiraciones de la fe, llama a los fieles a su Hijo y al sacrificio de El, así como al amor del Padre. Por esto, enseña el Concilio, en el ejercicio del apostolado, la Iglesia justamente mira a Aquella que engendró a Cristo, concebido por el Espíritu Santo y nacido de la Virgen, precisamente para nacer y crecer, mediante la Iglesia, en el corazón de los fieles”.

“Con la Virgen María la Iglesia, hace dos mil años, inició, en el Cenáculo de Pentecostés, su camino a través de la historia de este mundo. Después, la Iglesia ha recorrido cada una de las etapas de este camino con Ella, que es el signo luminoso de la esperanza y de la consolación del Pueblo de Dios.”

(Juan Pablo II. 31-1-1980)

c).- El MOTIVO DE NUESTRA CONFIANZA.

He aquí pues el motivo de nuestra confianza: ¡María!.

Quien se ha consagrado a su Corazón Inmaculado procede, en el difícil camino de cada día, con espíritu de filial abandono, de esperanza, de íntima alegría.

Quien se deja llevar en los brazos de la Madre Celeste alcanza a ser -aun en los momentos de mayor tribulación- incluso optimista. Entonces logramos comprender el coraje del Santo Padre, quien, delante de la venerada imagen de la Virgen de Jasna Gora, decía: “Soy un hombre de gran confianza. Re aprendido a serlo aquí” (homilía del Papa en Jasna Gora. 4-6-1979)

De hecho, nunca como en estos dolorosos momentos de la purificación, la Virgen aparece a todo el peregrinante Pueblo de Dios como luminoso signo de esperanza y consolación.

“Los corazones de los hombres se han enfriado y el mundo se ha convertido en un desierto. Pero ¡debeis tener aun más confianza en vuestra Madre Celestial! Mirad conmigo el tiempo que vivís y veréis los signos de mi extraordinaria intervención.

Cuando brotan sobre los árboles las primeras yemas, pensáis que el invierno está ya acabándose y se avecina una nueva primavera... para la Iglesia está a punto de surgir la nueva primavera del triunfo de mi Corazón Inmaculado... será la nueva Iglesia resplandeciente, y ya desde ahora se ven despuntar sobre sus ramas muchos nuevos brotes... sois todos vosotros, mis pequeños hijitos, que os habéis consagrado a Mí, que vivís de mi mismo espíritu.

Sois vosotros, fieles discípulos de Jesús, que queréis vivir en el desprecio del mundo y de vosotros mismos, en la pobreza, en la humildad, en el silencio, en la oración y en la mortificación, en la caridad y en la unión con Dios, mientras sois desconocidos y despreciados por el mundo.

Ha llegado el momento de salir de vuestro retiro para ir a iluminar la tierra. Mostraos a todos como mis hijos, porque Yo estoy siempre con vosotros. La fe sea la luz que os ilumine en estos días de obscuridad, y os consuma sólo el celo por el honor y la gloria de mi Hijo Jesús.

¡Combatid, hijos de la luz, por más que ahora seáis pocos en número! Muchos seguirán vuestra huellas y entrarán, a formar parte de mi ejército, porque ya ha llegado la hora de mi batalla.

En el más crudo invierno sois vosotros las yemas que brotan de mi Corazón Inmaculado, y que Yo deposito sobre las ramas de la Iglesia para deciros que está ya a las puertas su más bella primavera. Y será para ella como un nuevo Pentecostés.” (9-3-1979)

Queridísimo hermano en el sacerdocio: Para que el momento del nuevo Pentecostés de la Iglesia se apresure, caminemos unidos en la oración y en el sufrimiento, ayudándonos a vivir la consagración que hemos hecho al Corazón Inmaculado de María.

Por esto, en todo momento siénteme cerca de ti y de todos los hermanos que, en todas las partes del mundo, viven la maravillosa experiencia de su consagración a la Virgen, siguiendo el ejemplo de su primer hijo predilecto el Papa, que también en esto se nos presenta como precioso modelo.

Confio en tu recuerdo fraterno y en tu oración, de modo que pueda recorrer siempre con todos vosotros el doloroso camino que me ha sido trazado para difundir por doquier la luz que parte del Corazón Inmaculado de María.

En Ella te abrazo y te bendigo: tu pequeño, pequeño hermano,

 

POR EL MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO

DON ESTEBAN GOBBI