Último boletín:

Circular nº18

MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO

Ave María

Circular nº 18, Mayo 1979

 

El movimiento Sacerdotal mariano se ha difundido por todo el mundo

MARIA es nuestra Capitana 

El Papa es nuestro guía 

El opúsculo, una preciosa ayuda

 

Queridísimo hermano en el Sacerdocio:

Finalmente puedo estar cerca de ti una vez más con esta carta, que tengo la alegría de escribirte para decirte que estoy unido a ti con mi afecto sacerdotal  y con la oración. 

Te escribo como el más pequeño de tus hermanos para traerte la unidad  y el afectuoso recuerdo de todos los sacerdotes que, en todas las partes del mundo, se han consagrado al Corazón Inmaculado de María y han entrado a formar parte del M.S.M.

Se siente cada vez mas un vivo deseo de encontrarnos, especialmente por aquellos que viven en lugares remotos o se encuentran aislados, llevan sobre si el peso del sufrimiento, o están más necesitados espiritualmente.

 Somos todos una sola cosa en el Corazón Inmaculado de María. Aunque nos separen grandes distancias, la madre del Cielo nos reúne en la inmaculada morada de su amor maternal.

Estemos siempre unidos en la oración: cuando recitemos la Liturgia de las Horas, recemos el Santo Rosario y sobre todo en la celebración de la Santa Misa.

Algunos me han sugerido que os proponga el rezo del Angelus al mediodía como una cita ideal de oración diaria en común, renovando interiormente  nuestra consagración a María. Comparto esta propuesta y os la comunico a todos.

Estemos también unidos en el sufrimiento. Refuerzan nuestra unión de un modo especial los sufrimientos de los sacerdotes enfermos, a los cuales quiero tener siempre presente con mi fraternal afecto. Ellos ofrecen la parte más preciosa para esta obra de la Virgen.

Como sucede en todas las obras de Dios, los que más hacen, en general, son los que menos aparecen: tales son los santos del cielo; todos los ángeles, particular nuestros ángeles custodios, las almas que rezan en el purgatorio, nuestros hermanos del movimiento que, en gran numero, están ya en el Paraíso, y todos los sacerdotes que física o espiritualmente llevan la cruz de sus sufrimientos. Y es así cómo en la luz del Corazón Inmaculado de María esta obra de la  Virgen se ha difundido ya por todo el mundo para gozo de la Iglesia, que se siente ayudada y confortada por su Madre celestial.

MARIA, nuestra Capitana

“No haya una cabeza entre vosotros: Yo misma seré vuestra Capitana. Vosotros sed todos hermanos, amándoos, comprendiéndoos, ayudándoos” (16-7-73) 

La verdadera razón de la espontánea y maravillosa difusión del M.S.M. está en esta acción de la Virgen, que todo lo dispone de una manera sabia y maternal a fin de que llegue a todos la luz que brota de su Corazón Inmaculado.

a)  Difusión  del M.S.M.

El M.S.M. continua extendiéndose por todas partos del mundo.

Se ha difundido en toda  Europa, comprendidos los países del Este; en toda América, en toda Asia, en muchas partes de Africa y Oceanía. En las principales  naciones de estos continentes se han constituido centros nacionales que se proponen traducir y difundir el Opúsculo, recoger las adhesiones de los sacerdotes y procurar la formación de pequeños cenáculos.

Con el amor del más pequeño de vuestros hermanos quisiera suplicar a todos los que trabajan en la difusión del movimiento que so entreguen con confianza a la acción  de la Virgen , en la certeza de que esta es solamente obra suya de la Madre Celestial quiere obrar  de un modo dulce y silencioso para lograr llevar la luz de su Corazón Inmaculado al alma y a la vida de sus hijos predilectos . A nosotros solo nos incumbe secundar siempre su acción con nuestro filial abandono, con el silencio, con la oración, con la humildad.

Y en este punto recuerdo a los que han tomado sobro sí la tarea de ayudar al movimiento como responsables de las varias naciones, que en tanto pueden ayudar a la Obra de la Virgen, en cuanto ellos logren desaparecer verdaderamente para dejarle obrar a Ella sola.

“No debe  haber jefe alguno entro vosotros : sois todos hermanos reunidos en el amor, que debe crecer siempre mas. Si alguno quiere ser cada día mayor, hágase verdaderamente el menor. Solo al que más ama, al que mes sirve, al; que mejor me escucha, al que se hace más pequeño hasta desaparecer en mi Corazón Inmaculado, a ésto YO misma le haré cada vez más grande” ( 22-8-76 ).

b).- Encuentros regionales y pequeños cenáculos

También este año he iniciado los Cenaculos  regionales en Italia. Los he tenido en 16 regiones principales y me parece que han tenido mucho éxito a juzgar por la gran participación de sacerdotes, por la presencia en ellos de obispos y por la acción de la Virgen cuya presencia ha sido espiritualmente advertida, como si quisiera animarnos a continuar nuestros encuentros de oración  y fraternidad.

En el mes de mayo tendré  los cenáculos regionales en Irlanda e Inglaterra, en Junio, en España y Portugal, y, después de la pausa estival , en toda las naciones de Europa: en Agosto, en Austria; en Septiembre, en Suiza, Alemania, Bélgica y Holanda; en Octubre, en Francia y Yugoslavia; en Noviembre, al menos en una docena de naciones de Africa.

También continúan celebrándose en todas partes los pequeños cenáculos que ofrece a los sacerdotes cercanos la posibilidad de reunirse para orar juntos con María, y para quererse como buenos hermanos.

Meditando la primera Encíclica de S.S. el Papa Juan Pablo II; he encontrado con particular alegría que el Papa invita a toda la iglesia a perseverar en esta vida de Cenáculo con MARíA.  “Por tanto, al terminar esta meditación con una calurosa y humilde invitación a la oración, deseo que se persevere en ella, unidos con MARíA, Madre de Jesús, al igual que perseveraran los apóstoles y discípulos del Señor después de la Ascensión  en el Cenáculo de Jerusalén. Suplico sobre todo a MARIA, la celestial Madre de la Iglesia, que se digne, en esta oración del nuevo Adviento de la Humanidad, perseverar con nosotros que formamos la Iglesia, es decir, el Cuerpo Místico de su Hijo Unigénito ( Redemptor Ominis, 22 ).

c).- Los Ejercicios Espirituales en FATIMA.

Te comunico que la invitación  dirigida en ni precedente circular para hacer los Ejercicios Espirituales en Fátima ha sido bien acogida  por los sacerdotes  del Movimiento de todas las partes del mundo. Se prevé una asistencia de alrededor de trescientos sacerdotes, acudirán los responsables nacionales, regionales y de los pequeños Cenaculos de todas las partes del mundo . Se prevé  una asistencia  de alrededor de 300 sacerdotes. Acudirán les responsables nacionales, regionales y de los pequeños cenáculos de todas las naciones de Europa, de muchas de América y de Asia, y también de algunos de Africa.

Serán días de intensa oración y de fraternidad con una  recíproca ayuda a proseguir nuestra vida de consagración  a MARIA , avalada por gracias especiales que descenderán  sobre todos nuestros hermanos, esparcidos por todas las partes del mundo. Por tanto , con esta carta invito a todos a estar del 1 al 7 de julio espiritualmente presentes con nosotros en Fátima delante de la Capillita de las Apariciones donde el 8 de mayo de 1.972 la madre Celestial me hizo sentir interiormente que quería hacer esta Obra de amor para el bien de todos los Sacerdotes, sus hijos predilectos. Podremos entonces ofrecerle juntos la gran corona de amor de sus hijos que se han consagrado a su Corazón dolorido e inmaculado.

El Papa, nuestro guía

Si nuestro Padre Santo Juan Pablo II es un.  gran don para la Iglesia, “ en esta hora insólita y estupenda de la historia del mundo, conscientes de encontrarnos en un memento crucial”. ( Discurso del Papa en la Basílica de Guadalupe ) lo es de manera especialísima para todos los adheridos al MSM.

a) Nuestro amor al Papa

De hecho, el segundo punto que caracteriza este Movimiento consiste en el amor y fidelidad al Papa y a la Iglesia en Comunión con él.

Frente a las críticas y oposiciones que se difunden peligrosamente, aun en ambientes eclesiásticos, obsérvese con qué delicadeza maternal nos conduce la Virgen a un amor siempre mayor hacia el Papa y la Jerarquía.

“Quiero hacer  de vosotros hijos que quieren  y que saben siempre obedecer. La obediencia y la docilidad : he aquí la divisa de la que quiero revestiros. Mis ordenes las daré a través de la voz que mi Hijo puso para regir su Iglesia: el Papa con la jerarquía  a él unida....¡ Volved, volved amados hijos míos, al amor, a la obediencia, a la comunión con el Papa.! Solo así podréis pertenecer a mi ejército, del que Yo misma soy Reina y Capitana Solo así podréis escuchar mis ordenes que Yo daré con la misma voz del Papa. Solo así podréis combatir conmigo. por la victoria segura; de le contrario vais ya por camino de la derrota.” ( 22-8-76 ).

De nuestra unión con El se deriva de hecho la seguridad de mantenernos siempre en la verdad y en la autenticidad, como ministro de Cristo.

“Os hablo para deciros cual es la palabra que hoy debéis escuchar en la Iglesia: la del Papa, la de les obispos unidos a él”. ( 25.9.76. ).

“Hoy, el que no está con el Papa, no logrará permanecer en la verdad . La seducciones del maligno han llegado a ser tan insidiosas y llenas de peligros, que logran engañar a cualquiera . Pueden caer incluso les buenos; pueden caer también los maestros y los sabios; pueden caer los sacerdotes y les obispos. NO CAERAN  JAMAS LOS QUE ESTEN. SIEMPRE CON EL PAPA. He aquí porque yo quiero hacer de vosotros una tropa ordenada, atenta; obediente y dócil hasta los deseos de este mi primer hijo predilecto , del Vicario de ni HIJO JESUS. ( 7-8-76 )

b).- El Papa, ejemplo. de consagración a María.

Nuestro Padre Santo  es para todos nosotros guía seguro y ejemplo de como se debe vivir hoy la consagración a MARIA. Como Supremo Pastor  ha consagrado toda la Iglesia a la Virgen de manera sencilla, al mismo tiempo solemne.

Recuerde el 8 de Diciembre de 1978 cuando en la Basílica de Santa María la Mayor, delante de la imagen de MARIA, Salus Populi Romani, le ha confiado la Iglesia. “Y por tanto el Papa, en los comienzos de su servicio episcopal en la Cátedra de San Pedro en Roma, desea confiar la Iglesia de modo particular a Aquella en la que se ha cumplido la estupenda y total victoria del bien sobre el mal, del amor sobre el odio, de la gracia sobre el pecado. Se confía así  mismo como siervo de los siervos y a todos aquellos a quienes sirve, y todos los que con él sirven . Le confía la Iglesia de Roma , como prenda de todas las Iglesias del mundo en su universal unidad. La ofrece como propiedad Suya!. “¡Totus tuus ego sum et omnia mea tua sunt!.   Accipio TE inmea omnia”.  ( Discurso del Papa en la Basílica  de Santa María la Mayor.  8-12-78).

También el 27-1-79, en el Santuario de la Virgen de Guadalupe, le confiaba la Iglesia del Continente Americano. “Permite, pues, que en este solemne memento, Yo, Juan Pablo II, Obispo de Roma y Papa, y mis hermanos en el episcopado, que representan a la Iglesia de México y de toda América Latina TE confiemos y ofrezcamos, Esclava del Señor, todo el patrimonio del Evangelio, de la Cruz, de la Resurrección, de la cual todos nosotros sones testigos, apóstoles, maestros y obispos. Te ofrecemos todo este pueblo de Dios. Te ofrecemos la Iglesia de México y de todo el Continente; te la ofrecemos como cosa Tuya”. ( Discurso del Papa en la Basílica de Guadalupe )

Recuerdo sobro todo el gran don que el Papa nos ha hecho con la carta escrita a todos los sacerdotes del Jueves Santo de este año. En ella  el Papa explica el motivo por que todos los. sacerdotes son hijos predilectos de la Madre celestial

“Queridos hermanos: Al comienzo de mi ministerio es encomiendo a todos a la Madre de Cristo, que, de modo particular es nuestra Madre: la Madre de los sacerdotes. De hecho, al discípulo predilecto que siendo unos de los doce había escuchado en el Cenáculo las palabras “Haced esto en memoria mia”, Cristo desde la Cruz le señaló a su Madre diciéndole: “ He ahí a Tu Hijo”. El hombre, que el Jueves Santo recibió el poder de celebrar la Eucaristía con estas palabras del Redentor agonizante, fué dado  a su Madre como “hijo”. Todos nosotros, por consiguiente, que recibimos el mismo poder mediante la ordenación sacerdotal, en cierto modo somos los primeros en tener el derecho de ver en ELLA a nuestro Madre”. ( Carta del Papa a les Sacerdotes, II, 11.).

c).- Carta Vivida

En la parte concluyente de su carta, el Padre Santo invita a todos los sacerdotes a  entregarse a MARIA.

“Deseo, por consiguiente, que todos vosotros, junto conmigo, encontréis en MARíA la Madre del sacerdocio, que hemos recibido de Cristo. Deseo, además, que confiéis particularmente a ELLA vuestro sacerdocio. Permitid que Yo mismo lo haga poniendo en manos de la Madre de Cristo a cada uno de vosotros sin excepción alguna,  de modo solemne y, al mismo tiempo, sencillo y humilde.

Os ruego también, queridos hermanos, que cada uno de vosotros los realice personalmente como se lo dicte su corazón, sobre todo el propio amor a Cristo Sacerdote, y también la propia debilidad, que camina a la par con el deseo del servicio y de la santidad. Os lo ruego encarecidamente.... Si es licito recurrir aquí a la propia experiencia, os diré que , escribiendoos, recurro sobre todo a mí experiencia personal. ( Carta del Papa a los sacerdotes, II , 11.)

Queridísimos  hermanos en el sacerdocio, ¿Como no conmoverse al escuchar. que, por lo menos des veces, el Papa ruega a les sacerdotes que se confíen a MARIA?. Y con la consagración a su Corazón Inmaculado nosotros confiamos a MARIA de modo particular nuestro sacerdocio.

De hecho, llamando a les sacerdotes de todas las partes del mundo a consagrarse a su Corazón Inmaculado, la Virgen nos invita a confiarle con filial abandono nuestro sacerdocio, ofreciéndonos a ELLA tal como somos para ser transformados según el diseño de su amor maternal

Solamente si nos sentimos como hijos suyos pequeñuelos - totus tuus - .ELLA podrá ejercitar plenamente su función de- Madre con nosotros: nos nutrirá, nos vestirá, nos formará hasta volvernos, conforme a la imagen de su Hijo JESUS, verdaderos hermanos suyos que se asemejen a EL ; otros pequeños JESUS, formados por su misma Madre.

El Papa, tomando pie de su propia experiencia personal, nos ofrece el primero el ejemplo de come todos les sacerdotes deben vivir hoy la consagración a MARIA; nosotros también en esto debemos servirle e imitarle con humildad, y con valentía. 

Si nuestra divisa debe ser la obediencia, y la docilidad, debemos dar a todos el buen ejemplo de obedecerle en todo lo que nos pida, comenzando por vestir el habito  eclesiástico, como lo ha recomendado ya varias veces. debemos ser por tanto, su carta vivida.

Recuerdo el cenáculo regional tenido en Roma el veinticinco  de Abril: en la Basílica de Santa María la Mayor ocupados todos los puestos  por religiosas y fieles, hemos concelebrado 140 sacerdotes del MSM, y presidía el Cardenal  Confalonieri, Decano del Sacro Colegio.

A las siete de la mañana del 26 de Abril tuve la gran alegría de encontrarme celebrando, al lado del Papa en su  capilla privada en el Vaticano, y me dijo que llevara su bendición a todos los sacerdotes del Movimiento, esparcidos por todo el mundo

Mientras le daba gracias por el ejemplo que  nos da viviendo  su consagración a MARIA , espontáneamente le dije: “Santidad, gracias por la carta escrita a los sacerdotes el Jueves Santo; nosotros, del MSM, queremos ser  “su carta vivida”.

Hermanos sacerdotes, si nuestra divisa debe ser la obediencia y la docilidad he aquí la señal con que podremos ser reconocidos por todos como sacerdotes consagrados a MARIA: si somos en verdad la carta del Papa vivida.

El opúsculo, una preciosa ayuda.

En la circular num. 16 tuve ya la ocasión de subrayar la  relación existente entre el MSM. y el opúsculo “la Virgen a las sacerdotes,, sus hijos predilectos”.

Trato de nuevo , con ocasión de esta carta de poner en evidencia como el opúsculo representa para los sacerdotes una preciosa ayuda para vivir su consagración al Corazón Inmaculado de María. Repito que el mismo no pretende ser un tratado de Mariología y mucho menos de Teología; y tan siquiera se presenta como una formulación sistemática sobre la vida de  consagración, por lo demás ya admirablemente profundizada por S. Luis Mª Grignion de Montfort, No obstante , el espíritu de nuestra devoción mariana se desarrolla según la línea trazada par la Sagrada Escritura indicada por los padres y propuesta continuamente por el magisterio de  la Iglesia.

El mérito del opúsculo está, tal vez, en sus mismos limites, es decir, en su pequeñez expone de manera sencilla, con acentos de sapiente y premurosa insistencia como debemos vivir la consagración a la Virgen en espíritu de oración , de silencie , de humildad, de confianza, secundando su maternal acción en nosotros. De este modo el opúsculo ha llegado a ser el único medio para la difusión del MSM y para la genuina comprensión de su espíritu 

a) Medio para su difusión

Puedo asegurarte que el MSM ha llegado ya a todas las partes del mundo, y ha llegado  allí siempre siempre a través del opúsculo. Ha sido traducido a todas las lenguas y así se ha ofrecido a los sacerdotes la posibilidad de conocer la apremiante invitación de la Virgen a consagrarse a su Corazón Inmaculado.

Les sacerdotes -atraídos por su invitación- responden, se adhieren al Movimiento , se consagran a MARIA , luego se reúnen en cenáculos y de este modo la obra de la Virgen se difunde capilarmente en todas las partes del mundo.

Cuando , para participar en los cenáculos, me llego aun a las regiones mas remotas quedo yo mismo maravillado al encontrar ya difundido el Movimiento y después debo reconocer que el medio de tan prodigiosa difusión ha sido el opúsculo.

Cada día se tiene la confirmación de cuanto se escribió: “Es Mi voluntad que este volumen pequeño se propague así como está; será el medio con el que YO llamaré a muchos sacerdotes a Mi Movimiento y me formaré mi ejercite Invencible. ( 27-9-73 ).

b).- Para  la comprensión de su espíritu.

La meditación de cuanto se contiene en el opúsculo logra con frecuencia obrar verdaderas transformaciones en las almas ya que ayuda a vivir  el espíritu de la consagración  y a veces deja a los sacerdotes la impresión de responder a sus particulares necesidades de ayudarles a superar circunstancias difíciles , de conducirles gradualmente a hacerlo todo  CON MARIA, POR MARIA y EN MARIA. He aquí algún ejemplo . He escribe un sacerdote:

" Hace más de un año que estoy en posesión del maravilloso librito “ La Virgen a los Sacerdotes, sus Hijos predilectos”, que me dió a conocer  mi llorado obispo de Sulmona, Mons. Marcante fallecido el 18 de Enero de 1978 . El leía siempre aquel librito, le tenía siempre en la mano y, cuando sus ojos comenzaron a perder visión, era yo quien con bastante frecuencia, especialmente por la tarde antes del Rosario debía leerle algunas páginas. El se deleitaba, sacaba mucho provecho para su espíritu y le producía mucho fervor y alegría.

Me escribe un misionero desde Brasil:  “la meditación del opúsculo constituye para mi el pan cotidiano: esta es la hora de MARIA”.

Y otros sacerdotes: “Mi miedo es el de pararme....  ¡Y tengo tantos motivos!. Estos motivos están reseñados en aquellas fáciles tentaciones que para mí, bien unas bien otras, son el argumento de cada día. Después, meditando el opúsculo renuevo mi acto de abandono al Corazón Inmaculado de MARIA, y de nuevo renace la confianza.  ¡ como quería vivir la certeza de ser Propiedad de MARIA!”.

Transcribo en fin, algunas líneas que un sacerdote. me manda desde una nacíon de  Centroamérica: “ Soy un sacerdote reducido al estado laical hace 14 años . Ya no rezaba , envuelto en una grave crisis de moral y de fe. Soy profesor en una universidad; ha caído en mis manos el librito " La Virgen a sus sacerdotes, sus Hijos predilectos”, pero durante muchos meses no lo leí , creyéndole un tratadito común y corriente de devoción mariana. Finalmente sentí el deseo de abrir el libro que no había abierto  todavía......No sé qué me sacudió. Desde la primera página se despertó en mí un deseo creciente de leer más y más y un fervor y un renovado amor a Jesús y a la Iglesia. Me acorde entonces de todo lo que había aprendido en el Seminario -ad Iesum per Mariam-  y esto se realizaba en mi . Me he preparado todo el mes de Noviembre y el 8 de Diciembre de 1978 he hecho mi consagración  al Corazón Inmaculado de María. Ha terminado para mí el interés por las diversiones y los espectáculos; no me atraen ya el cine, los carnavales y las tertulias mundanas; en los momentos libres me voy a la Iglesia y me atraen cada vez más fuertemente  la oración y la meditación...”

Te aconsejo que no temas , si oyes críticas incluso acerbas o si algunas veces le rechazan no es incumbencia nuestra defenderle sino que nuestra tarea es solo creer y vivir cuanto allí se nos prepone, dejándonos interiormente orientar del sabio criterio propuesto por el Evangelio: Por los frutos se conoce al árbol, porque frutos buenos no pueden provenir de un árbol malo.

c).- La 10ª  impresión italiana del opúsculo.

Con la presente te comunico que está imprimiéndose la 10ª edición italiana de “La Virgen a los Sacerdotes, sus Hijos Predilectos” . Se ha hecho necesaria la impresión  por que se han agotado todos los ejemplares de la novena pero no se han agotado las peticiones del librito que continúa a ritmo creciente. Se han añadido nuevas paginas del diario, reduciendo, sin embargo, la presentación del Movimiento solo a la primera parte del opúsculo. La nueva impresión se enviará como homenaje a todos los sacerdotes que en Italia se han adherido al Movimiento, a los responsables de las otras naciones para las correspondientes traducciones.

Doy las gracias a todos los que, de una manera tan fraterna contribuyen. a sostener gastos tan ingentes,

Animo, hermanos sacerdote, recibe también esta mueva impresión como un. regalo de la madre del cielo, que te invita a vivir siempre con más perfección tu consagración a su Corazón Inmaculado. Siénteme junto a ti con mi oración y con mi afecto de hermano. Cada día se hará más fuerte en toda la Iglesia la LUZ que brota del Corazón Inmaculado de MARIA para preparar en las corazones y en las almas el triunfo de su Hijo Jesús.

Si nuestros sufrimientos deben ir en aumento, crecerá también la alegría de tener junto a nosotros  a la Madre celestial, ,que nos confortará y nos consolará. Y en su Corazón maternal nuestra vida será ofrecida a la Santísima Trinidad en holocausto perenne para el esplendor de la Iglesia y la salvación de las almas, de modo  que en todos  y por todos Jesús sea siempre más amado y glorificado.

Por esto estay espiritualmente unido en  MARIA a ti, y te abrazo y te bendigo.

 

Par el M.S.M.

D. Esteban  Gobbi.