Último boletín:

Circular nº14

MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO

Circular Nº 14.

Milán, 8 de Diciembre de 1977.

Inmaculada Concepción de la B.V.M.

 

LA OBRA DE LA VIRGEN,- CENACULOS DE ORACION Y DE FRATERNIDAD, NUEVA EDICION DEL LIBRO.

 

Queridísimo hermano en el Sacerdocio:

Aprovecho la ocasión de la nueva edición del Libro para escribirte con sencillez esta carta.

Quiero, ante todo, comunicarte el saludo de todos los Sacerdotes del M.S.M. que ya se encuentran esparcidos por todas las partes del mundo: en el Corazón Inmaculado de Nuestra madre Celestial somos siempre una sola cosa, y la oración y el sufrimiento de cada uno ayudan verdaderamente al crecimiento de todos.

En este año se han hecho mas densas las filas de nuestros hermanos del Movimiento, que desde el Cielo nos siguen con su incesante oración y forman en torno al Corazón Inmaculado de María su corona de gloria. Muchos sacerdotes en verdad, han muerto; entre estos recuerdo al mariólogo P. Roschini que con tanto fervor participaba en nuestros Cenaculos de Roma.

Otros han enfermado o sienten fuertemente el peso de la edad: a ellos, que no pueden participar en nuestros encuentros, quiero asegurarles mi mas afectuoso y constante recuerdo.

Animo, hermanos: nos une la experiencia de nuestra pequeñez y fragilidad, nos hermana el amor al Corazón Inmaculado de nuestra Madre del Cielo a la cual todos nos hemos consagrado.

María, nuestra madre y Reina, usa justamente de nosotros sus hijos mas pequeños y de las pobres cosas que le sepamos dar para realizar el designio del triunfo de Jesús en estos años oscuros y amenazadores.

 

1º.- : LA OBRA DE LA VIRGEN.

Entre las muchas iniciativas que el Espíritu Santo suscita en la Iglesia para su ayuda y su interior renovación, creo que se deba enumerar también esta Obra querida por la Virgen: el Movimiento Sacerdotal Mariano.

Este se difunde en la Iglesia de una manera silenciosa y escondida. No se vale de la propaganda, sino que lo basa todo en la oración y en el sufrimiento. No pretende modificar estructura alguna, sino cambiar la vida de cada uno para que los Sacerdotes se hagan mayormente como los desea el Corazón de Jesús.

a).- “SU DIFUSION”. En este año (60 aniversario de  las Apariciones de Fátima, que de allí ha traído su inspiración), ha tenido un desarrollo verdaderamente extraordinario.

La confirmación de esto está en las reuniones regionales, que he tenido durante el año en varias partes del mundo, y de las cuales te comunico la síntesis para que te puedas alegrar de todo lo que la Virgen ha obrado sirviéndose a menudo de cuanto tu le has ofrecido.

 En Centro-America (Méjico y Guatemala) he tenido 7 encuentros regionales.

En Sudamérica (Argentina y Brasil) 6 encuentros regionales.

En Norteamérica (Canadá) 9 encuentros regionales.

En Europa he tenido 50 Cenáculos o encuentros regionales, de los cuales 16 en las principales regiones de Italia y 34 en las otras naciones: 2 en España; 10 en Portugal; 5 en Francia; 3 en Bélgica; l en Holanda; 4 en Alemania; 1 en Suiza; 3 en Austria y 5 en Yugoslavia.

En estos Cenáculos sacerdotales han participado, bien con la asistencia al rezo del Santo Rosario y presentación por parte mia del Movimiento, bien presidiendo también la Concelebración final, tres Cardenales y veinticinco entre arzobispos y obispos. Otros, que se encontraban impedidos por el ministerio, se han hecho representar por los respectivos Vicarios Generales y han enviado cartas de bendición y aliento.

A los encuentros sacerdotales se deben añadir los muchísimos Cenaculos que he tenido para seminaristas, religiosas y fieles, que por doquier se encuentran siempre mas entusiastas y deseosos de vivir el espíritu del movimiento. En Portugal, Holanda, Alemania y en otras partes se han tenido jornadas enteras incluso para los fieles.

Entre tanto recibo peticiones de Cenáculos de misioneros del M.S.M. que se encuentran en Africa y Asia (India, Japón, Macao, Hong Kong, etc) y deseo que me sea posible realizar lo mas pronto que pueda su insistente petición.

b) “SU FRAGILIDAD”: Y a pesar de esta difusión del movimiento, no debe hacerte olvidar que su característica mas singular es SU MÍSMA  FRAGILIDAD.

En el mismo momento en que echas de ver que se ha difundido por todas partes, te sorprende el hecho de que jurídicamente no existe en absoluto, y por tanto se encuentra en la imposibilidad de reclamar aquella aprobación oficial que, en cierto modo, podría garantizar su seguridad y estabilidad.

No se difunde como una nueva asociación: llama a los Sacerdotes de todas las Asociaciones a vivir su Sacerdocio en el espíritu de la Consagración al Corazón Inmaculado de María. Así la Madre de la Iglesia ayuda hoy a sus hijos predilectos a superar con Ella el actual momento crítico de la purificación.

Esto no se encierra en la inscripción de una papeleta, no tiene un reglamento, no se vale de propaganda. También esto te puede asombrar, pero te ayuda a comprender que, si vives el espíritu de la consagración, no te incumbe a ti programar y establecer cuadros de marcha, sino que tu cometido es tan solo secundar a aquellos que ya te ha preparado tu Madre del Cielo. De ti solo se pide siempre la mas heróica confianza y el mas completo abandono en Ella. Así el M.S.M. se difunde de por si en todas, las partes del mundo. Se difunde porque esta vivo, y vive cuando hunde sus raíces en el alma y en la vida aunque s6lo sea de un sacerdote.

c).- “SU VITALIDAD”: Esta es la verdadera razón de su vitalidad. No te debe extrañar, si en torno a ti, escuchas numerosas voces, incluso autorizadas, que manifiestan dudas y perplejidades sobre el Movimiento. Ni siquiera te debe turbar si alguna vez se le crítica en los periódicos. No responder con polémicas, sino con el silencio, con el amor y la oración.

La verdad con el tiempo se abre camino de por sí. Es en tu vida donde estas llamado a verificar la validez de esta Obra de la Virgen.

¡Oh, si pudiera transcribirte las cartas de adhesión que recibo: son una maravilla!. Crisis de sacerdotes muy profundas que acaban por resolverse,, hermanos desalentados que recobran nuevas fuerzas, mientras todos se sienten fortalecidos para proseguir su camino de santidad. He aquí la prueba de la vitalidad del Movimiento Sacerdotal Mariano.

 

2º.- CENACULOS DE ORACION Y FRATERNIDAD.

Después de mi ultima circular, en la cual propugnaba la necesidad de estar mas unidos entre nosotros, he recibido numerosas cartas de Sacerdotes que piden se intensifiquen nuestros encuentros de oración y de fraternidad.

a) “REUNIONES REGIONALES Y 80º  CUMPLEAÑOS DEL PAPA”.

Durante el próximo año organizaremos mejor estas reuniones regionales. Si para algunas regiones resultara mas bien problemática el podernos encontrar todos juntos, porque los Sacerdotes adheridos superan los trescientos (como para la Lombardía, el Veneto, el Lazio, etc.,) te ruego hagas lo posible por participar.

De hecho, se advierte siempre mas por todos, la utilidad de encontrarnos como hermanos para amarnos recíprocamente, para ayudarnos, para conocernos y para animarnos.

El momento de la oración resulta también precioso: el rezo del Rosario entero; el profundizar en el espíritu del Movimiento; el recíproco intercambio de experiencias; la concelebración final con la común renovación del acto, de Consagración al Corazón Inmaculado, a la cual participan siempre muchísimos fieles. Verdaderamente es un modo de vivir entre nosotros y con María la gozosa atmósfera del Cenáculo.

Puesto que el segundo compromiso que caracteriza al Movimiento es la devoción al Papa, te recuerdo con alegría que este ano se festeja el 80º cumpleaños de nuestro Papa Pablo VI, y la oración que hacemos en todos los cenáculos por El, resulta así mas significativa.

En efecto, es sobre todo con ella como queremos expresarle nuestros filiales augurios, nuestro amor y nuestra ejemplar fidelidad a su magisterio, mientras invocamos de la Virgen una particularísima asistencia y protección sobre el Santo Padre.

Veré de establecer las fechas de los encuentros con los encargados regionales, de tal modo que ellos mismos puedan después enviar a tiempo las relativas circulares de invitación

b) “PEQUEÑOS CENACULOS”

Es esta una maravillosa realidad que se está difundiendo por doquier espontáneamente. Después de mi ultima circular, de muchas partes me han escrito los Sacerdotes para comunicarme que ya desde hace tiempo se reúnen una vez al mes con los hermanos del Movimiento mas cercanos para orar juntos, y para vivir su fraternidad sacerdotal.

Me siento impelido interiormente a alentar mucho estos pequeños cenáculos porque son muy gratos al Corazón de nuestra Madre del Cielo y son una ayuda preciosa para nosotros. Nunca como, en estos difíciles momentos el Sacerdote puede sucumbir a la tentación de la soledad y del desaliento, advirtiendo con dolor el gran hielo del que con frecuencia se siente rodeado.

Y ¿dónde puede encontrar luz y calor sino en estos encuentros con hermanos  que oran, que se aman y se ayudan mutuamente, y en los cuales la presencia de Jesús y de la Virgen se hacen sentir de un modo particular?.

Invito una vez mas a los Sacerdotes, que se sientan movidos a formar estos Cenaculos, (hechos con todo, libremente) a enviarme su dirección con una pequeña relación  de los encuentros habidos.

Se ofrece así la posibilidad a los Sacerdotes vecinos de conocerse y encontrarse, mientras me  parece ser esta la manera mas sencilla y al alcance de todos para caminar unidos, ayudándose a llegar a ser “un corazón y una sola alma”.

c).- “EJERCICIOS ESPIRITUALES”.

Está en el corazón de muchos la exigencia de encontrarnos al menos una vez juntos para los Ejercicios Espirituales.

Dado el gran numero de adheridos al Movimiento, que solo en Italia sobrepasan los dos mil quinientos, resulta bastante difícil realizarla.

Se pensaba poder encontrarnos junto al Santuario del Amor misericordioso en Collevalenza en el mes de Julio, pero no es posible por razones de desplazamiento. Tal vez sea preferible establecer dos tandas de Ejercicios, una para el Sur y otra para el Norte de Italia.

Como sea no me es posible por ahora comunicarte algo más preciso. Pienso hacerlo durante los encuentros regionales o en una posterior circular  mía.

 

3.-NUEVA EDICION DEL LIBRO.

Con la presente te hago saber que el Opúsculo “La Virgen a los Sacerdotes, sus hijos predilectos”, ha salido en estos días en su 8ª edición italiana.

El titulo ha sido modificado (como ya  se hizo en varias traducciones) para indicar con mayor claridad que todos los Sacerdotes son hijos predilectos de la Virgen.

Esta circunstancia me ofrece la ocasión para comunicarte algunas reflexiones.

a).- “EL MOVIMIENTO SACERDOTAL MARTIANO Y EL LIBRO”.

El M.S.M. es una cosa , y el Libro es otra.

El Movimiento indica una meta a conseguir: la Consagración al Corazón, Inmaculado de María, hecha y vivida.

El Libro traza el camino a seguir para alcanzar la meta.

Como hacía notar muy bien Mons. Franzi, Obispo Auxiliar de Novara, en un artículo sobre el M.S.M. publicado en la revista “La Madre di Dios” en el mes di Julio de 1976, se equívoca quien quiere llegar a la meta sin tener en cuenta las indicaciones relativas al camino que es necesario recorrer; pero se equivoca también quien se para a discutir dichas señalizaciones sin dar un paso hacia la meta

Con este Libro se propone una experiencia a llevar a cabo, no una teoría a discutir. Comprendo que en algunos puede crear dificultad el hecho de que se presente bajo la forma da “locuciones interiores”, y quizá a veces oigas estas preguntas: “¿Debemos de veras creer?. ¿Que credibilidad tienen estas palabras?”.

Responde con mucha sencillez ¡”No hay necesidad de creer puesto que no se proponen nuevas verdades. Prueba, en su lugar, a vivir cuanto allí se indica y entonces tu mismo experimentaras en tu vida la validez y la verdad de todo lo que está escrito”.

El Opúsculo ha sido escogido por la Virgen, acaso por su misma debilidad, o al menos por estos dos precisos motivos: el primero, para hacer comprender el espíritu del Movimiento, que está destinado a obrar admirables transformaciones en el alma de tantos Sacerdotes. El segundo, ha sido el difundir  el  Movimiento Sacerdotal Mariano por todo el mundo a través de las varias traducciones realizadas.

b).- “EDICIONES EXTRANGERAS”.

También aquí se asiste a un hecho maravilloso y humanamente inexplicable y es el de la traducción del Opúsculo a todas las lenguas, y el multiplicarse espontáneamente  las ediciones en todas las partes del mundo.

Esto sucede porque un sacerdote de una determinada  nación es interiormente atraído por la lectura de este pequeño libro, prepara con cuidado la traducción; él mismo piensa en buscar los medios para la impresión; en la edición indica las señas de uno o más Sacerdotes responsables a quienes se pueden, enviar las adhesiones, y de este modo el M.S.M  se difunde espontáneamente en todas las naciones.

Te pongo algunos ejemplos. La edición portuguesa ha salido ya con el imprimátur en su cuarta edición, en Portugal; otra ha sido traducida e impresa en Goa; pero entre tanto en Brasil salen otras tres ediciones en lengua portuguesa, y la ultima lleva el imprimátur con varias aprobaciones por parte de los Obispos.

Para los de lengua española han salido dos ediciones en Argentina, luego tres en Méjico con el imprimátur del Obispo de Guadalajara y una breve introducción del Obispo de Queretaro; y en Madrid han salido tres ediciones difundidas en España  por el “Ejercito Azul”. Para los de lengua francesa han salido seis ediciones en Francia y tres en Canadá.

En inglés ha salido en mayo una edición para los Estados Unidos, que se agotó en tres meses, mientras otra se imprime en Irlanda para Irlanda e Inglaterra. Pero al mismo tiempo me llega una nueva edición inglesa a cargo de los misioneros de la India con un elenco da cerca de quinientos Sacerdotes que se han adherido al Movimiento... y así sucede un poca para todas las demas: para la alemana, la holandesa, la croata, la eslovena, la japonesa, la de China etc. 

c).- “LA OCTAVA EDICION ITALIANA”.

Recibe ahora la octava edición italiana que acaba apenas de salir: es un regalo de la Virgen a sus hijos predilectos.

Si la meditas bien, con simplicidad, con equilibrio y serenidad, te ayudará a vivir la Consagración al Corazón Inmaculado de María y a superar aquella que yo llamo la insidia más peligrosa: “la tentación de pararse”, después de haber hecho el acto de Consagración.

Por otra parte es tan fácil pararse si caminarnos nosotros solos, porque tarde o temprano acaba uno por estancarse.

¿Hay entonces un modo de caminar permaneciendo siempre parados?. Helo aquí: Permanece parado en el Corazón Inmaculado de María y déjate conducir y llevar por Ella.

De este modo no te fatigas y aun caminas siguiendo el itinerario que aquí  se te indica.

El M.S.M. afronta también notables desembolsos: es comprensible; pero en este punto se confía por completo en la Providencia, que no falta jamás y siempre nos asiste.  Debo decirte que los primeros que son sensibles a esto, han sido mis hermanos Sacerdotes.

Vayamos adelante todos con confianza y con seguridad: en los difíciles momentos que vivimos, donde parece oscurecerse todo horizonte, más claro se vuelve nuestro camino, porque es iluminado por la luz que parte del Corazón Inmaculado de María.

Queridísimo hermano Sacerdote, caminemos juntos en esta luz por el esplendor de toda la Iglesia y por la consolación de sus hijos, que la desean siempre “mas bella, sin mancha y sin arruga”, para que así pueda reflejarse en ella, la misma belleza de su Madre Celestial.

Con esta certeza, en el Corazón Inmaculado te abrazo y te bendigo.

Por el Movimiento Sacerdotal Mariano

 

D. Esteban Gobbi.