Último boletín:

Coloquio con D. Esteban Gobbi - 02

COLOQUIO DE SOBREMESA CON DON ESTEBAN GOBBI SOBRE EL MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO. MADRID 11 DE NOVIEMBRE DE 1977

Iniciamos un encuentro de fraternidad en el que intentaré responder a cuantas preguntas me hagáis. Pero ante todo, quiero hablaros de una realidad, difundida por todas partes, la de los pequeños cenáculos o encuentros de carácter regional, al que yo puedo asistir solamente una vez al año; muchos sacerdotes manifiestan que no pueden esperar tanto. Entonces sucede que los sacerdotes vecinos se ponen de acuerdo y de cuando en cuando se encuentran para convivir unas horas según el espíritu del Movimiento, para orar juntos y hacer fraternidad.

Por lo general se empieza rezando una parte del Rosario, luego hacen una lectura del Opúsculo para asimilar el espíritu del Movimiento que puede ser comentada en común. Así se hace fraternidad, no como quien se reúne para hablar de deportes, tema que puede compartirse con cualquiera, sino para tratar asuntos del alma, a pesar de experimentar cierta dificultad en hacerlo. Ciertas cosas no pueden decirse a todos, pero si en un circulo de hermanos. Se concluye con la Consagración y mejor con la misa concelebrada, renovando antes de la Comunión dicha formula.

Os explicaré el por que se hace antes de la Comunión: así se expresa que la misión de la Virgen Madre consiste en llevarnos a Jesús. Si nos dejamos llevar por Ella, realizará muy bien su cometido. En aquel momento vamos a recibir realmente a Jesús; pues que nos prepare María de la mejor manera. Hay además otro motivo: en tales encuentros los laicos participan de la concelebración y entonces mientras nosotros comulgamos, ellos hacen la suya. Por ejemplo el pasado día 8 de octubre en la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, llena a rebosar de fieles, concelebrábamos unos 120 sacerdotes, y lo hicimos así.

Creo que estos pequeños cenáculos se pueden multiplicar.

Cuando un sacerdote se adhiere al Movimiento, tiene que mandar una carta y luego recibiréis la respuesta, que es una carta mía traducida a diversos idiomas. Luego se sabrá donde están los sacerdotes distribuidos y así, por ejemplo, cuando se haga un cenáculo en Barcelona, otro en la zona de Santander, etc., sabréis donde y como podréis reuniros.

Ahora podéis empezar ya el diálogo. Ruego que las preguntas sean breves , y como disponemos de poco tiempo, las respuestas serán también concisas.

1º.  ¿Como vivir el momento presente bajo la mirada de la Virgen, mas aun, refugiados en su Corazón, a fin de dar una respuesta generosa como lo fue la suya?

En el Opúsculo encontrara la línea de la espiritualidad del Movimiento, cuya característica no consiste en como vivir una observancia determinada, sino en realizar el acto de Consagración a la Virgen y dejarla obrar a ella con filial espíritu de fe y confiado abandono en sus manos.

Hay un modo de trabajar común  a todos: consiste en ser sacerdotes según el Corazón de Jesús; pero el modo es diverso en cada uno, según la propia vocación. Me explico: La Madre ve en mi  cuales son las cosas que contristan  a Jesús; quizás en otros serán diversas; pero es evidente que trabaja en nosotros personalmente la obra de la divina gracia. Luego debemos secundar su acción maternal. Yo, aunque no lo parezca, tengo un temperamento nervioso; cuando conduzco el coche, si tengo alguien delante que no marcha correctamente, siento el impulso de decirle una palabrota; luego la Virgen me hace comprender la naturaleza de mi defecto y de ser mejor; entonces  propongo enmendarme, mas al poco rato otro automovilista  me hace cisco y me impaciento de nuevo; y la Virgen me hace ver cuan  débil soy. Pero supongamos un flemático; no tiene este problema, pero si estará sujeto a otro tipo de defectos; pues dada su índole, que secunda la acción espiritual de la Madre, pues se hace sentir fuerte y dulcemente de un modo experimental.

Si vosotros hacéis la Consagración, a medida que pase el tiempo, veréis que vuestra vida cambia interiormente.

2º. Si se debe vivir la unidad sacerdotal y se ha buscado otro movimiento, por ejemplo el Focolar, ¿Como hay que cumplir con todo?

- Algunos focolarinos forman parte del Movimiento Sacerdotal Mariano; su misión consiste en hacer unidad y lo hacen tan bien, que yo de vez en cuando me siento impulsado hacia ellos. Pero forman un grupo cerrado a modo de pequeña iglesia dentro de la Iglesia, lo cual he comprobado a través de algunas personas. Por ejemplo, en Argentina, en Yugoslavia, etc. he visto como su objetivo consiste en la unidad, fraternidad con quienes conviven el ideal; más los sacerdotes que no son focolarinos se dan cuenta que lo nuestro no es un nuevo Movimiento, pues no existe en cuanto entidad jurídica, sino que simplemente invita a todos los sacerdotes, que pueden pertenecer a las asociaciones que sea a vivir los tres puntos:

1º- Consagración al Inmaculado Corazón de María.

2º- Fidelidad al Papa.

3º - Llevar los fieles al Corazón Inmaculado de María.

Por lo tanto no nos agrupamos en una nueva asociación, sino que cada cual desde su puesto, infunde nuevo vigor a la Iglesia unida al Santo Padre con sus Obispos y sacerdotes. Mirad, carísimos sacerdotes, que sufrimos una inflación de dones carismáticos; pero yo pienso que a unos tiempos fuera de serie, corresponden también dones extraordinarios. Pero ¿qué sucede?. Que nosotros sacerdotes no tenemos en general grandes dones extraordinarios y con frecuencia, por otra parte, nos sentimos abandonados por el mundo; y la Virgen nos quiere como buena Madre y nos propone formar una hermandad viviendo la Consagración, a su Corazón Inmaculado, para hacernos tal como Jesús nos quiere. Ella se da cuenta que estamos solos y sabe que somos hermanos, por lo cual desea que nos  queramos; así, sin proponerla, formamos una fraternidad; tal es la vida del Movimiénto.

3º -. Nosotros tenemos que buscar la adhesión al Papa y a la Jerarquía que le está unida. Vd. ha dicho muy bien como ciertos Prelados y sacerdotes contestan al Magisterio Pontificio y no obstante permanecen en sus puestos, manteniéndose en comunión con el Papa. De aquí que el problema para nosotros consista en discernir quiénes en verdad están unidos al Papa.

-Es este el gran problema de hoy día, verdaderamente difícil, que seguramente en un mañana próximo será más claro., Hoy por parte de todos es fácil contradecir a Mons. Lefevre, porque está contra el Papa. Pero ante Dios no son menos culpables aquellos Obispos que aparentemente se muestran unidos al Papa, pero que interiormente disienten. y hacen cosas. que están opuestas a sus directrices o modos de pensar.

Refiero lo que he oído: Cuando he estado en Holanda me refirieron que aparentemente algunos obispos no hacen nada; pero su conducta es opuesta a lo que dice el Papa. Esto ocurre también en Italia, en Francia y supongo que también en España.

Hay una dificultad que viene pues de esta parte, de lo- cual resulta que oficialmente están unidos al Papa, y no cabe duda de que mientras esté este vínculo externo nosotros debemos obedecer, pues así lo, quiere la Virgen. Nosotros no podremos obedecer cuando abiertamente, oficialmente, se pongan contra el Papa. Si hacen el doble juego, allá cada cual en su conciencia. Pero mientras oficialmente estén unidos, tienen también  que aceptar lo que el Papa ha dicho y así, en cierta manera , quedan en la Verdad.

Os diré que particularmente presiento que el tiempo de hacer el doble juego no va a durar mucho. Vendrán momentos en que claramente se notará quienes están con el Papa y quienes están en contra; entonces nos resultará más fácil tomar una decisión.

4º. Sobre este punto, recordando lo que dice Sta. Teresa, que Dios escribe derecho con renglones torcidos, estoy convencido -aquí hay teólogos mejores que yo- que el don que tiene la Jerarquía para guiamos, no es por ser buenos o listos, sino por haber recibido el sacramento del orden episcopal. El carisma de gobierno que compete a la Jerarquía es una especie de milagro moral y que, como todo milagro, necesita dos cosas: la fuerza de Dios, que no falta nunca, y la fe del que lo recibe. En el  Evangelio está clarísimo que sin estas disposiciones Jesús no obraba milagros, lo cual subraya S. Marcos referente a Nazaret. Entonces, viendo que nos falta fe en la jerarquía, pues no miramos al sucesor de los Apóstoles sino a la personas, resulta que ella esta dando palos de ciego. En mi pequeña experiencia dentro del Movimiento “Pueblo de dios en marcha”, he visto a todos los obispos españoles y siempre he hecho lo que me habían dicho. Unos se han reído de mi y algunos me han puesto no verde, pero casi. Después de algunos de ellos he recibido cartas dándome la razón. He llegado a decirles que si me dicen que no haga nada, no haré nada, pues creo que; lo más importante es que el sacerdote respecto a la Jerarquía, mientras -como Vd. ha dicho- esté unida oficialmente al Papa, debemos por encima de todo obediencia con fe y amarlos por lo que son, representantes del Papa y de Jesucristo en nuestra diócesis. Y así saldrá bien todo.

-( Antes de responder mando D. Gobbi cerrar los aparatos de grabar. Lo que dijo, aportando datos concretos y anécdotas vividas, concuerda con las enseñanzas del Apocalipsis en los cap. 2º y 3º, cuando Jesucristo claramente, como Juez y Salvador, pide en exclusiva responsabilidades a los obispos de cada una de las siete Iglesias sobre la conducta de sus respectivas comunidades, dándoles además las normas oportunas para su enmienda.).

5º. Me parece que hay unas palabras de S. Pablo que no las hubiera dicho sin la posibilidad de que sucediera algo  semejante. Son estas : “Aunque viniese yo mismo o un ángel del cielo a anunciaros un evangelio distinto al  predicado, sea anatema”(Gal 1,7-9). Esto se demuestra con  los hechos, porque, por ejemplo, cuando la ruptura protestante en Inglaterra fueron a Tomás Moro en capilla y, pretendiendo que reaccionase en sentido contrario a su conciencia, le dijeron que los obispos ingleses estaban en contra suya; a lo cual respondió que si tenía a los obispos ingleses frente a sí, el estaba con la Iglesia. La Iglesia ha dado la razón a Santo Tomás Moro y aquella conferencia episcopal inglesa o como se llame, resultaron ser los padres del actual anglicanismo. Lo mismo vemos con San  Gregorio Nacianceno y el arrianismo, cuando los obispos fallaron casi en masa en la confesión de la fe y que parecía que un día de la noche a la mañana la Iglesia despertaría arriana. Lo mismo afirma Newvman cuando analiza esta época de la historia, resultando que los obispos, cedieron por las circunstancias. Pero el pueblo guardó las esencias de la fe.

-Pero una cosa mientras hablaba este señor - se refiere al anterior que intervino en el diálogo- intentaba decir, es el espaldarazo del Magisterio de la Iglesia referente al Movimiento Sacerdotal Mariano.

Pío XXII en su testamento espiritual mariano, escrito en el año de su muerte en l958 con motivo del Congreso Internacional Mariano y Mariológico, dijo que había que trabajar sin descanso para que en los cristianos se afiance la convicción de que la Consagración de los individuos, familias y naciones al Corazón de María es el único remedio eficaz contra los males presentes y futuros para aplastar la cabeza de la serpiente.

¡Muy Bien!; muchas gracias

6º. Hay también un problema, que no me inquieta a mi,  sino a muchos sacerdotes. Creo que todos los aquí presentes somos hijos fieles de la Iglesia y acatamos plenamente la doctrina oficial de la Santa Sede, no solamente encíclicas, sino los demás documentos. Lo que no entendemos y nos llena de confusión, es la política humana que sigue en muchas naciones la Santa Sede y que desautoriza a ciertos gobiernos que apoyan claramente la doctrina católica y, en cambio, apoya a otros regímenes de línea marxista o masónica. .lo mismo se nota en la elección de obispos.

-Yo pienso que la cruz más grande que pesa sobre Pablo VI proviene de quienes lo rodean. Saldrá en diciembre la 8ª edición italiana del Opúsculo en la cual habrá un mensaje muy fuerte,  dando a entender que sus colaboradores hacen lo que quieren.

El Papa ha recibido la promesa de Jesucristo de la infalibilidad en lo referente a la fe y costumbres, no en lo que atañe a la política de la Iglesia. Alrededor suyo hay un ambiente manipulado que hasta cierto punto y en determinada dirección, nos deja un tanto, perplejos. Todo esto forma parte de un sufrimiento que tendremos que sobrellevar. Háganse el cargo que tendremos que sufrir por tales motivos y tenemos que ofrecer con amor al Señor todo esto, sabiendo que Satanás ha sido astuto para introducirse en el vértice de la Iglesia. Yo también he sabido cosas en plan oficial, cosas por las cuales se confirma como y hasta donde se ha introducido el humo de Satanás.

También el Papa el año pasado dijo abiertamente con motivo de las elecciones italianas: “Han llegado los tiempos en los cuales los traidores se encuentran con aquellos que están sentados en una misma mesa, entre ellos sacerdotes y religiosos”. Yo veo aquí otra cosa: el juego de Satanás resulta inteligentísimo pero por su soberbia comete siempre los mismos errores. Supongamos que fuera maestro de sociología y propondría las ultimas teorías; para destruir la sociedad  se vale de sus jefes y así para destruir la Iglesia procura destruir a los que cuentan: grandes teólogos, miembros de la Iglesia, para tenerla en su mano. En cambio la Virgen María, la humilde sierva del Señor, llama a los últimos, a los sacerdotes que parece que no cuentan para nada, ancianos y enfermos; y os garantizo que lo maravilloso del triunfo de su Corazón Inmaculado se manifestará por este camino. Aplastará la cabeza de Satanás valiéndose de los pequeños. Será el triunfo del amor y de la humildad.

7º. Hay un libro del P. Pacios titulado “La pasión de la Iglesia” que trata de todo esto.

Estoy convencido que particularmente el Papa Pablo VI vive la pasión de la Iglesia.

8º.- ¿ Vd. Ha hablado personalmente con Pablo VI sobre el Movimiento Sacerdotal Mariano?.¿ Lo comprende?.

Pablo VI No solo lo comprende, sino que lo estimula. Lo bendice y esta contentísimo del  Movimiento Sacerdotal Mariano. Cuando salió la 6ª edición le fue entregado en mano un ejemplar. Y la persona que se lo dio, se lo puedo decir, es su nuevo secretario particular, de origen irlandés, indico que habría una respuesta oficial a través de la  Secretaria de Estado. Para demostrar que alrededor del Papa las cosas funcionan bien, sabed que la respuesta todavía no me ha llegado.

9º.- Nosotros necesitaríamos como que el Movimiento Sacerdotal se va extendiendo a nivel mundial, la coordinación...

Don Gobbi no dejo terminar la frase, dijo: 

La Virgen es la coordinadora, la conductora que elige los instrumentos; y el medio es el Opúsculo, Cosa curiosa: el Movimiento no ha admitido propaganda y vive de su pobreza; como un lirio del campo, lo espera todo del Padre Celestial.

La Virgen demuestra que es Madre y Reina por la forma providencial con que todo va adelante. Sin dinero se ha comenzado una labor editorial que implica millones, no solo en Italia, sino también en el extranjero. Así por ejemplo, Portugal tiene ya su 9ª edición del Opúsculo; en Brasil se han hecho ya tres ediciones, la ultima con el imprimátur de algunos obispos. En español se han hecho tres ediciones en Argentina, dos en España y tres en Méjico, la ultima con el imprimátur del obispo de Guadalajara y con una introducción del Obispo de Gasta. El Obispo de Manila ha pedido 200 ejemplares de la edición inglesa para dar por Navidad a todos los sacerdotes. Así sucede con otras lenguas: alemán, holandés, tudesco, húngaro, chino, japonés, polaco. Entonces yo pregunto: ¿ No nos hallamos ante una obra de la Virgen de la cual se siente muy celosa?